<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¡A controlar la bulla! Continúan operativos de control en bares y discotecas

El EPA Cartagena adelantó operativos nocturnos para el control de la contaminación auditiva en varios sectores de la ciudad.

Si usted es propietario o administra un establecimiento de comercio nocturno debe estar pendiente del ruido. El Establecimiento Público Ambiental, EPA Cartagena, adelanta operativos de control para minimizar la contaminación auditiva en la ciudad.

Durante el fin de semana se desarrolló un operativo liderado por la directora (e) del EPA Cartagena, Denise Moreno Sierra, acompañada de su equipo técnico de control de ruido que se concentró en sectores del barrio Bosque y del Centro Histórico. Lea: ¡Qué bulla! Quejas por ruido aumentaron en un 80% en Cartagena

La directora del EPA señaló que seguirán de manera permanente los controles debido a que muchos establecimientos no cumplen con las normas mínimas en la utilización de los equipos de sonidos, generando contaminación auditiva.

Se encontró que algunos sitios aún no han implementado las medidas necesarias para evitar que el sonido de sus equipos trascienda al exterior y eviten afectar a la ciudadanía.

La funcionaria confirmó el inicio de procesos administrativos contra los establecimientos Cartacho Club, Palacio de la Inquisición, Seven, Havanna Club, Vueltabajero Getsemaní y Casa Pombo por exceso de sonido. Así mismo, se interpuso suspensión preventiva temporal a Bodeguita de Getsemaní, conocida como la Tertulia de Getsemaní, la cual había sido objeto de requerimientos anteriores.

También se visitaron establecimientos en el Bosque a los que se les dieron unas indicaciones de mejoras.

Así mismo, hizo un llamado a los establecimientos nocturnos a que hagan las mejoras técnicas necesarias para no alterar la sana convivencia ciudadana.

Para estos operativos, el EPA utiliza modernos equipos que determinan la intensidad del sonido, cuyo resultado es un soporte para medidas preventivas o procesos sancionatorios.

“Todos los establecimientos cuyas emisiones sonoras trascienden al medio exterior deberán, de manera inmediata, realizar los trabajos locativos necesarios para impedir que estas emisiones salgan al exterior de sus establecimientos, causando afectación a los residentes vecinos”, expuso el EPA en un comunicado.




Más noticias