<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

450 estudiantes de primaria están en riesgo en el mejor colegio público de Cartagena

La sede Ana María Pérez de Otero, del colegio Soledad Acosta de Samper, tiene un bloque con graves deficiencias estructurales. Son tres salones y una biblioteca en peligro.

El colegio Soledad Acosta de Samper se ha consolidado en los últimos 13 años, gracias a sus resultados en las pruebas Icfes, como el mejor de todos los colegios oficiales del Distrito y del departamento de Bolívar.

Solo en el 2023 aportó la mayor cifra de estudiantes admitidos a la Universidad de Cartagena: 64, y otro importante grupo de egresados obtuvo cupos de educación superior en varias de las más importantes universidades del país. Y esa ha sido la tendencia en la última década y en sus 75 años de existencia. Lea: Soledad Acosta de Samper sigue liderando la lista de admitidos de la UdeC

Es por esa razón que la comunidad educativa no se explica cómo, tras elevar múltiples peticiones durante los últimos años a la Alcaldía de Cartagena para que atienda el riesgo en una de sus sedes de primaria, aún no se hayan tomado medidas concretas.

Se trata de la sede Ana María Pérez de Otero, en el barrio El Socorro, en donde un bloque compuesto por tres salones y una biblioteca está en precarias condiciones debido a deficiencias estructurales. Lea: Tres salones y una biblioteca en riesgo en este destacado colegio de Cartagena

En las aulas hay paredes agrietadas, columnas deterioradas y humedad, situación que mantiene en vilo a sus directivas, docentes, estudiantes y padres de familia.

Las tres aulas que conforman este bloque, así como la biblioteca del colegio, se consideran en riesgo.

En esta sede hay matriculados más de 450 niños y niñas de barrios alrededor, exactamente 458, cuya integridad está en riesgo no solo por la pésima infraestructura del bloque sino por la desidia de las últimas administraciones distritales, pues el bloque B se construyó hace más de ocho años y desde el principio empezó a mostrar falencias estructurales, al punto que hoy las grietas en sus paredes han llevado a temer un posible colapso.

Un llamado a la Alcaldía

Para mitigar este peligro, las directivas optaron por reubicar a los estudiantes de cuarto grado en el salón múltiple del primer bloque desde principios del 2023, dejando dicho salón inutilizado, a la espera de intervención distrital.

Una representante del comité de padres de familia, quien prefirió mantener su identidad en reserva, aseguró que este problema se agudizó a raíz del paso de la tormenta tropical Iota a finales de 2020. Lea: Colegio Soledad Acosta de Samper celebra hoy sus 75 años

“No sabemos si el bloque fue construido siguiendo las especificaciones adecuadas o si se realizó un estudio de suelo adecuado, pero es desconcertante ver su rápida degradación en tan poco tiempo, está muy peligroso, no queremos que ocurra algo que lamentar, por eso hemos insistido tanto ante las autoridades competentes”, comentó la persona denunciante.

En el área afectada están los salones de tercero, cuarto y quinto grado de primaria.

“Todas las aulas presentan grietas en las paredes y hemos tenido que desocupar el salón más afectado. Además, al lado del colegio pasa un canal de aguas pluviales y hay árboles cercanos que nos hacen sospechar que la humedad o las raíces están afectando los cimientos”, añadió la madre de familia.

450 estudiantes de primaria están en riesgo en el mejor colegio público de Cartagena

La parte interna y externa del bloque tiene falencias estructurales. //Foto: Cortesía

Directivas del colegio Soledad Acosta de Samper manifestaron que a inicios de este 2024 notificaron de la situación al nuevo secretario de Educación del Distrito, Alberto Martínez, para que tome riendas en el asunto de manera urgente. Así mismo, la comunidad escolar le pide al alcalde Dumek Turbay ponerse al frente del caso y tomar acciones inmediatas para abordar esta emergencia estructural.

El rector del colegio aclaró que a nivel interno se han hecho todos los esfuerzos por preservar la seguridad de los estudiantes, y se ha realizado otra serie de mantenimientos a las sedes educativas de primaria y bachillerato, pero en el caso puntual de la sede Ana María Pérez, debido a su complejidad, corresponde a la Secretaría de Educación intervenir.

Esto dice la Alcaldía

Consultados por este caso, desde la Secretaría de Educación del Distrito confirmaron que el bloque está construido en la parte alta de un talud y cuenta con unos muros de contención que sirven para canalizar la corriente de agua del arroyo aledaño.

De igual manera, explicaron que: “Esos muros están por fuera del predio del colegio y en la parte baja del talud han perdido su capacidad de retener o contener la masa de suelo sobre la cual está construido el bloque en cuestión. Esa pérdida de retención ha hecho que la masa de suelo esté inestable, generando el asentamiento de ese bloque, eso ha causado el agrietamiento de gran parte de la mampostería”.

El vocero de esa dependencia distrital contó que en 2023 se le envió un requerimiento a la Secretaría de Infraestructura para que adelantara los estudios, diseños y obras necesarias para estabilizar la masa del suelo sobre la cual está construido el bloque, y están a la espera de los resultados porque es importante arrancar cuanto antes con las obras de estabilización.

“Esperamos que en la presente vigencia, de la mano con Secretaría de Infraestructura, se ejecuten las obras necesarias”, finalizó la fuente.

Se pronuncia Infraestructura

El Universal le preguntó al nuevo secretario de Infraestructura del Distrito, William Iriarte, sobre el riesgo en este colegio, y el funcionario respondió lo siguiente: “El miércoles (28 de febrero) enviamos a una ingeniera estructural para que hiciera la inspección del tema en el colegio. Su visita consistió en realizar unos estudios que normalmente se toman 10 días y se presenta un informe de estabilidad y riesgo estructural. Después de ese momento, tendremos información pertinente y clara pasar definir una ejecución, seamos nosotros o la unidad de Infraestructura Educativa de la Secretaría de Educación”.

Con la anterior explicación del director de la cartera de Infraestructura, queda demostrado que el avance en el 2023 respecto a este caso fue nulo, al igual que en los últimos años. Se espera que la nueva administración distrital ejecute una solución urgente y de fondo.

Más noticias