Ni socialismo ni comunismo, hay es capitalismo

10/03/2022 - 06:37

Es bueno saber y entender que, en el mundo de hoy, no existe ni socialismo ni comunismo, hay es capitalismo. Y su versión imperante fue ideada en la Escuela de Chicao, Estados Unidos, por los economistas Milton Friedman y Frederic von Hayek como sus máximos exponentes. Sus pilares de expansión en el mundo se fundamentaron en tres directrices esenciales: Primera, apertura económica, internacionalización de le economía, abrir los mercados. Segunda, globalización de la economía y sus efectos directos en el mercado, a través de las tecnologías, y tercera, privatizar todas las empresas públicas y reducir el tamaño de los estados pasando a manos privadas. Esto es el mundo de hoy. Como doctrina política fue impulsada por Ronald Reagan y Margaret Thatcher.

¿Cuántos años han pasado desde que se inició el Modelo Neoliberal? Han pasado más de 50 años. En Colombia lo visibilizó el gobernó de César Gaviria y hasta nuestros días sigue funcionando aquí, en toda América Latina y en todo el mundo. Todos los países están dentro del modelo, todos actúan en el mercado como capitalistas y realizan sus políticas con marcados intereses particulares. Eso es normal y lo más natural que ocurra, origen de lo que está pasando en estos tiempos, cada día los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres. Un fracaso social por la gran brecha que se ha abierto con la pobreza y las desigualdades sociales existentes en pleno siglo XXI.

Al reducir los estados, los gobiernos, de casi todas sus entidades públicas provocaron restructuraciones administrativas que enviaron a muchas personas a la calle sin trabajo. Porque los nuevos entes privados no asumieron con responsabilidad social el proceso laboral. Lo que hicieron fue llenar las nuevas empresas de nuevo recurso humano, hasta los aprendices del SENA no llenaron sus expectativas. El desempleo aumentó y la economía informal se acrecentó por los despidos masivos e indemnizaciones a que fueron sometidos muchos trabajadores. El Estado Benefactor asume los costos sociales y económicos que acarrean entrar a un mundo de competencias, donde la mayoría de su recurso humano, las personas, no poseen las competencias laborales que exige el mercado.

Los desajustes sociales han sido grandes, el modelo neoliberal lo contemplaba, surgen los movimientos sociales en defensa de los gobiernos, de las empresas y de los mismos ciudadanos. -Paros, movilizaciones y protestas sociales fueron las consecuencias- No todo puede ser el mercado, hay que pensar en el bienestar de las personas, mientras unos lo tienen todo otros no tienen nada. El hambre se apoderó de muchos países, y como ya se dijo, la pobreza y las desigualdades sociales aumentaron exponencialmente.

Es por eso, que podemos afirmar que hoy en día no existe socialismo, ni comunismo, sino capitalismo. Estamos en su máximo esplendor de denominación de los pueblos del mundo por parte de las grandes potencias. -Ucrania es un ejemplo- Eso lo da la fuerza del mercado global y la tecnología. Los estados son cada día más reducidos por el gran capital, y deben emprender políticas públicas de ayudas directas a sus ciudadanos. - El capitalismo no es malo afirman muchos, lo malo es la forma salvaje como lo han aplicado históricamente los gobiernos y la permisividad de las empresas privadas.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR