Historias secretas del Parque Bolívar o plaza Mayor de Cartagena.

03/06/2022 - 11:58

HISTORIAS SECRETAS DEL PARQUE DE BOLÍVAR O PLAZA MAYOR DE CARTAGENA.1.

0. A MANERA DE INTRODUCCIÓN.

Si bien es cierto que   la plaza de los Coches encarna el poder   de los españoles y criollos en sus diferentes manifestaciones, la plaza Mayor de Cartagena y su extensión:” plazuela de la Gobernación” simbolizan más que ningún otra el poder terrenal y el poder celestial; es escribir, el poder del imperio español: del rey, los conquistadores, y los colonizadores y el poder que usurpa la persona divina de Dios: la Iglesia(catedral) y el fatídico tribunal de la Inquisición.

También, al igual que la de la Aduana y de la ya referenciada plaza de los Coches, la plaza Mayor de Cartagena de Indias, a través de los siglos adoptará diversos nombres, acordes con la razón social de las instituciones que la ocupan o de los monumentos que en su espacio vital se ubiquen, entre otras razones.

 Diversos historiadores locales y extranjeros han construido su historia desde diferentes ámbitos, destacándose las versiones de la historia tradicional y la de la arquitectura de la ciudad.

Sin embargo, por razones comprensibles, es necesario afirmar que es muy poco lo que se ha escrito desde la perspectiva de la “historia Total” convirtiéndose así, el transcurrir temporal de este sitio en una “historia secreta” para las mayorías cartageneras, situación que hoy pretendo develar, con unos “pincelazos”, trazados desde la óptica de la historia científica Total: Económica, social, política y cultural.

1.EL ORÍGEN DE LA PLAZA: Una mordedura a una manzana.

El origen de la plaza Mayor, al igual que el de sus homólogas ya mencionadas es humilde, y esta surge de una pequeña franja de terreno, restada de una extensión mayor, ubicada en el centro geográfico del actual centro histórico.

En un aporte adicional J.C. Pérgolis, en el ensayo “Tres plazas públicas de Cartagena “explica:

“La plaza Mayor tuvo un azaroso origen, ya que loteado y ocupado el terreno previsto inicialmente se formó la plaza en la mordedura quitada a una manzana”. (Consultado, mayo 06.2022).

De manera desafortunada, la existencia de otros documentos que puedan explicar el origen de la plaza, es poca o ninguna, pese a que el rey había establecido la taxativa obligación de construir en primera instancia de la conquista y la colonización, la plaza Mayor, de la cual fluyeran las calles centrales de la población. María del C. Borrego reproduce apartes de la ordenanza expedida por el rey Carlos V en 1523:

“Elijan el sitio de los que estuvieren vacantes, y por disposición nuestra se pueda ocupar…y cuando hagan la planta del lugar, repártanlo por sus calles y plazas  a cordel y regla, comenzando por la plaza mayor y sacando desde ella las calles a los puertos y caminos principales, dejando tanto compás abierto que, aunque la población vaya en crecimiento se pueda siempre proseguir y dilatar en la misma forma”.(Cartagena de Indias, la andadura de una vida bajo la colonia.P.360)

De esta manera, la creación de la plaza Mayor de Cartagena estaba autorizada por el monarca, aunque la disposición no estaba exenta de los conflictos que surgirían entre las autoridades que la  habrían de ocupar, como ya se explicará.

Sin embargo, es posible afirmar que antes de 1610 existían las  tres casas contiguas al portal de los Escribanos (llamado así des de fines del siglo XVI (1560)), donde se alojaron los inquisidores a su llegada a la ciudad; igualmente la Iglesia (catedral) se construyó entre  los años 1577 y 1612,y en 1574 también estaba construida la casa del cabildo, del gobernador, las justicias y la cárcel aunque con muy poco espacio(mitad del antiguo edificio de la gobernación de Bolívar).

Así se configuró la plaza que hoy conocemos, limitada también por “las huertas y solares del capitán Matute, donde los inquisidores pretendieron construir su sede en 1630, lo que impidió el gobernador Francisco de Murga. Entonces se construyeron tres casitas bajas que parece fueron ocupadas por empleados menores del “Santo Oficio”. La casa que hoy está situada frente a la catedral fue construida en 1835 por …Juan Trucco Lamfranco.

Con el paso de los años la construcción sufrió reformas y en 1971 fue adquirida por el Instituto de Crédito Territorial, ente que la restauró” (Nomenclator cartagenero. Donaldo Bossa (2007). P.41). En nuestros días de mayo 2022 la casa es ocupada por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi.

 La iniciativa de construir la casa del Cabildo y demás autoridades fue del gobernador Pedro Fernández del Busto; sin embargo, la casa durante largos años no llenó las expectativas de los cabildantes, lo cual condujo a reformas en la edificación hasta lograr la construcción (1676) que en medio de remodelaciones restauraciones y adiciones sobrevive hasta nuestros días de mayo del 2022.

El arquitecto Alberto Samudio Trallero explica de manera minuciosa y brillante la evolución histórica de esta edificación en su ensayo: “El Palacio de la Proclamación” … publicado en el Boletín Historial Extraordinario de la Academia de Historia de Cartagena (2015). P.P.481 a 499.

Finalmente, 160 años después de la llegada de los inquisidores a Cartagena, en 1770, el fatídico Tribunal construyó su espaciosa sede existente hasta   nuestros días, sellando el lado sur de esta, la plaza Mayor.

2.LA FATÍDICA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA PLAZA DEL PODER.

Realizada así la configuración de la plaza hagamos el análisis de la evolución histórica del emblemático espacio dejando la constancia de la razón de su nombre como plaza del poder, por que en ella y su extensión se asentaron las representaciones del poder político y religioso, como se explica a continuación.

2. 1. SURGE LA DIABÓLICA INQUISICIÓN EN EUROPA (1184) Y EN CARTAGENA DE INDIAS: 1610.

La Inquisición surgió en Francia bajo el liderazgo del papa Lucio III, quien aplicando las disposiciones del Concilio de Verona (1184) intensifica las medidas de vigilancia y persecución contra los denominados herejes (por la jerarquía católica), pertenecientes a las sectas de los agnósticos, valdenses, los cátaros y en especial los albigenses del sur de Francia.

En alianza con el emperador Federico II, se estableció que en adelante los emperadores y señores feudales deberían prestar ayuda a los inquisidores y ejecutar las sentencias proferidas por estos, contra los que se demostrase haber incurrido en el horrendo crimen de la herejía.

En 1233, surge la llamada Inquisición papal y es el papa Gregorio IX, quien establece una legislación unitaria para toda la iglesia católica, responsabilizando a la orden de los curas dominicos y franciscanos de su aplicación.

En España, acorde con la bula del papa referenciado, la Inquisición surge  bajo el liderazgo del dominico Fray Tomás de Torquemada, quien crea el “consejo supremo”  y expide un código del  inquisidor manchado de sangre y fuego, código que se resume en estas palabras:

“A nivel de su crimen contra la cristiandad, el camino de la salvación solo puede pasar por la expiación. Las herejías se han alejado de los caminos trazados por la divinidad y su salvación; por lo tanto, no se juzga sino en la Tierra. Para garantizarla, no hay otro medio que regar la hoguera con la sangre y el sudor de los herejes; estos elementos son el mejor rocío divino que puede regar la Tierra árida”.

En Nuestra América la Inquisición fue establecida primeramente en México en 1520, en Perú en 1589, y en Cartagena de Indias, en 1610 con jurisdicción sobre el Nuevo Reino de Granada, la Audiencia de Santo Domingo y los obispados de Cartagena, Panamá Santa Marta, Puerto Rico, Popayán, Islas de Barlovento y Santiago de Cuba. Como primeros inquisidores fueron nombrados los licenciados Mateo de Salcedo Y juan de Mañozca.

“Cartagena de Indias fue seleccionada como sede del Tribunal, porque, en esta ciudad como puerto de mar y entrada de extranjeros en estos dominios, sería más fácil a los ministros del Santo Oficio vigilar de cerca el que no se introdujeran por allí, ni las personas, ni los libros infectos de herejía” (Tomado de la página 22 de mi libro: “La Inquisición en Cartagena”, citando a Toribio Medina.P.122.).

Tal como se explicó en líneas anteriores, a su llegada a la ciudad en 1610, los primeros inquisidores se establecieron en tres viviendas bajas arrendadas, ubicadas en un extremo de la plaza, contiguas al portal de los Escribanos.

Con el paso de los años los inquisidores compraron (1612) las casas que primero habitaron, al igual que 11 solares más en la ciudad.; en 1697 cuando los franceses liderados por el corsario barón de Pointís, el tribunal aparece instalado en otras casas de plantas alta y baja, las cuales fueron seriamente averiadas por los bombardeos de los franceses, al igual como sucedió en 1741, con la invasión de la escuadra de la armada inglesa liderada por el almirante Vernon.

Rodolfo Segovia refiriéndose a este tema en forma contradictoria a las versiones anteriores escribe: Su elegante y a su vez lúgubre sede se construye entre 1630 y 1640, aunque la  remodelación que se conserva es de 1770.

Sin embargo, la construcción de la edificación que sobrevive hasta nuestros días, con diversas modificaciones y adaptaciones, se inició en 1755 de acuerdo con Bossa, y terminó en 1770, convirtiéndose en la edificación más importante de la plaza, a la cual dio su nombre.

Un balance de las actividades de la Inquisición cartagenera ofrece los siguientes resultados:

La Inquisición se estableció en 1610 bajo el reinado de Felipe III y dejó de existir en 1821 siendo el rey de España Fernando VII. Fueron 211 años, descontando los cinco de la fatídica reconquista española (1815-1821).

EL PRIMER AUTO DE FE.

La celebración más pomposa, atemorizante y terrorífica que durante   más de dos siglos realizó el “Santo Oficio “en Cartagena fue el denominado Auto de fe.En este se juzgaba y condenaba a los sospechosos inocentes o culpables de herejía, brujería o de cualquier  otro acto   contrario a la fe católica o cualquier otra conducta prohibida prohibido por el Tribunal. Así el primer Auto de fe celebrado en Cartagena de Indias, se dio el dos de febrero de 1614.En este evento se convocaron 30 sentenciados, quienes en su  su mayoría  representaban  poca importancia, destacándose seis seglares que estaban en fiado, dos sacerdotes  agustinos y dos franciscanos por proposiciones sospechosas y seis mujeres por sortilegios hereticales ( actos de hechicería, fórmulas  brebajes y remedios dados a las personas para manejar su voluntad).

Sin embargo, el caso más relevante fue el del mestizo Luis Andrea, un mestizo que fungió como sacerdote del dios Buziraco a quien rendían culto, mestizos, indígenas, africanos y afrodescendientes. Hallado responsable de este cargo, Luis Andrea fue reconciliado con confiscación de bienes, hábito infamante (sambenito) y condenado a ocho años de remo, sin sueldo, en las galeras (barcos a vela) del rey.

Durante ese tiempo se celebraron 12 Autos Generales de Fe y 38 Autos Particulares o autillos (el último de estos se celebró en 1717) y durante ambos procesos o en la sala del despacho del inquisidor fueron penitenciados 767reos, de los cuales, por lo menos, cinco perecieron en la hoguera. (Elles, Ubaldo.2017). La Inquisición en Cartagena de Indias: Una Historia Prohibida.P.P.30,31. )

De especial significación política, social y religiosa es la “ventana o buzón de la ignominia”, ubicada en la hoy llamada calle de la Inquisición en la cual se introducían las denuncias de cualquier género, que afectaban sin distingos a familiares, esposos y esposas, amos y esclavos, ricos y pobres sacerdotes o seglares, y amigos o enemigos, entre otros. De igual modo, contiguas a la edificación actual, en la calle de la Inquisición sobreviven hasta nuestros días las casas de los calabozos, y con más exactitud histórica, de las “cárceles secretas”, de las cuales, inocentes o culpables, casi nadie salía con vida.

Así mismo uno de los locales comerciales que los inquisidores abrieron en la fachada del edificio para ayudar sus rentas, más de dos siglos después continúa prestando servicios. Lógico es pensar, bajo una modalidad muy diferente, como es la venta de piedras preciosas.

2.2. LOS ESCRIBANOS DEL REY   Y LOS ESCRIBANOS PÚBLICOS DE CARTAGENA DE INDIAS.

La institución de los escribanos nació en la región española de Castilla en el siglo XV y fue transferida a Nuestra América en su conjunto, y en particular a Cartagena de Indias en el siglo XVI, al punto que en 1560, el espacio que hoy se conoce como Portal de los Escribanos en la plaza Mayor, actual parque de Bolívar, ya se identificaba como tal.

En nuestro caso, los escribanos públicos eran nombrados directamente por el rey, (quien a su vez tenía sus escribanos reales), o bien por el cabildo de villas y ciudades. María del Pilar Rábaded, da el   siguiente testimonio:

“Dos son las modalidades o sistemas de designación de los escribanos…El primero implica la designación directa por el soberano, que hacía merced del oficio de escribano público a uno de sus súbditos-al que paralelamente-concedía el correspondiente signo notarial; el segundo supone la designación por las propias ciudades y villas que hacen uso de sus privilegios y costumbres en ese sentido”. (revistas.ucm.es. PP.134,135. Consultado, mayo 27.2022).

Desde esta perspectiva el escribano público es el funcionario que da fe de los actos realizados ante él, como pueden ser: firma de escrituras, contratos, testamentos… o cualquier otro episodio de la vida social que necesite de su presencia; en esencia el escribano de la época colonial es el notario de nuestros días, aunque en el tiempo pasado se accedía al cargo, mediante compra y no siempre los escogidos ofrecían las mejores capacidades para desempeñar dicho cargo.

María del C. Borrego en su obra ya referenciada hace una corta referencia al portal cartagenero, presentando, de paso una estampa cotidiana de la urbe a fines del siglo XVI:

“La plaza Mayor para nuestra ciudad resultaba similar a la función que tenía el patio para las casas particulares. Este espacio era el sesudo corazón ciudadano, atravesado todos los días por un vecindario que marchaba a sus obligaciones burocráticas o a dictar a alguna carta a los escribanos públicos que se encontraban refugiados bajo los soportales de la plaza, de ahí su nombre: Portal de los Escribanos.

Algunos, sobre todo las vecinas, después de una larga parrafada con las amigas, hablando de lo divino y lo humano, de los disgustos familiares, de los últimos acontecimientos en aquella tierra y fuera de ella, pasaban a la silenciosa catedral a tratar de rozar con sus pláticas el mundo eterno, porque en aquellos tiempos, cruz y espada, población y evangelización eran una misma cosa.”(P.394).

De la exposición anterior es de resaltar que el portal de los Escribanos, ya era conocido con este nombre desde 1560; no obstante, nunca se ha sabido cuantos eran los escribanos que ofrecían sus servicios a los cartageneros y extranjeros de la época.

Ahora, en nuestros días el portal es ocupado por residencias familiares, la sede del Concurso Nacional de Belleza y la sede del Banco de la República.

2.3. EL CABILDO Y REGIMIENTO.

El Cabildo de Cartagena de Indias, al igual que las organizaciones de este tipo en Nuestra América fue la institución de mayor importancia en la administración de la ciudad, durante la época colonial.

Sus múltiples funciones lo llevaron a regir la vida económica y social de la ciudad, administrando la repartición y venta de tierras, la regulación del comercio de mercancías, el pago de impuestos ,la organización de las fiestas cívicas y la provisión de agua, entre otras.(archivobogotá.gov.co.Consultado junio 02.2022).

Por lo anterior es una de las instituciones más notorias de las ubicadas en la plaza Mayor desde los tiempos coloniales, aunque se desconoce cuando estableció su sede en la casa que da a la plaza, local que fue agregado a mediados del siglo XX.

Hay que recordar que desde los tiempos coloniales, el Cabildo y Regimiento empezó a funcionar en la casa del gobernador bajo la gestión de Fernández del Busto; y que en 1676 la edificación de cal y canto que hoy conocemos (con modificaciones y adición de un tercer piso), ya estaba terminada: muchos años después en su seno, las masas populares cartageneras arrancaron a la facción política de José María García de Toledo la declaración de independencia el 11 de noviembre de 1811.

Ya en la primera década del siglo XXI, los que antes fueron los Cabildos coloniales, evolucionaron hasta convertirse en los Concejos Municipales actuales, creados por la Constitución de 1886 y abrió las posibilidades que los concejales fuesen elegidos popularmente, mediante el acto legislativo 02 de 1908. (Consultado mayo 31. 2022.Wikipedia. Concejo de Cartagena). Sin embargo, tal como ya se escribió se desconoce desde cuando el Concejo Municipal de Cartagena ocupó la casa de esquina agregada a la casa del gobernador frente a la plaza Mayor.

No obstante, el ensayo: “Edificios de gobierno y administración en la colonia” de Rodrigo Arteaga Ruiz da unas pistas aproximadas: sobre este hecho: “En las décadas de los años 40 y 50 del siglo XX se adecuaron espacios y se hicieron adiciones, como la casa que da al parque de Bolívar.”

El registro más antiguo de su actividad se remonta al Acuerdo # 23 de 1889 donde se asigna el presupuesto de gastos del año 1890.

A partir de 1991 el Concejo adopta la denominación de Concejo distrital de Cartagena, cuando la ciudad es declarada Distrito Turístico y Cultural de Colombia, mediante la ley 768 del 2002; En el presente siglo XXI el Concejo Distrital de Cartagena trasladó su sede del parque de Bolívar hacia el edificio de las Galeras en la Avenida del Arsenal, donde funciona hasta nuestros días del 2022

Por otra parte, la casa del Cabildo dejó de ser la sede de la Gobernación del Departamento de Bolívar; entonces el despacho del gobernador fue ubicado en la casa de la Moneda, en su calle homónima y las secretarías y demás dependencias administrativas fueron trasladadas al vecino municipio de Turbaco. CONTINUARÁ…DE PLAZA DE LA INQUISICIÓN A PLAZA DE TOROS.

Con los afectos de siempre:

 UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR