HISTORIAS SECRETAS DE LAS PLAZAS PÚBLICAS DE AMÉRICA LATINA Y EUROPA.

22/03/2022 - 18:42

HISTORIAS SECRETAS DE LAS PLAZAS PÚBLICAS DE AMÉRICA LATINA Y EUROPA.

1.A MODO DE INTRODUCCIÓN.

Contradiciendo las versiones de algunos historiadores euro centristas, que pretenden desconocer  la importancia cultural de nuestras civilizaciones  originarias o amerindias, en esta entrega  demuestro que la existencia de las plazas públicas, construidas con un único o múltiples propósitos,  no es creación exclusiva de las civilizaciones europeas, sino que es  invención original también, de  las  culturas  latinoamericanas, desde las  más avanzadas, entre otras,, como las de Teotihuacán  en México, los Taironas en Colombia, la de Machupichu en Perú, o de una más modesta, pero significativa como es la Tibes en el gran Caribe  territorio de Puerto Rico.

Sin embargo, es preciso escribir también, que gran parte de las plazas públicas de nuestra actual Cartagena de Indias, si son producto de la influencia y obra directa de la colonización de España, (Hispania) heredera directa, a su vez del legado de Roma, cultura que recibió los aportes de la civilización griega.

Para desfortuna nuestra, todo parece indicar que en nuestra originaria Karmairí y sus cercanías y en nuestros demás poblados caribes no se dieron las plazas públicas; no obstante, existen algunos indicios de la existencia de estas en los pueblos del Gran Zenú, lo cual es objeto de otra investigación.

Finalmente, es preciso anotar que esta es la crónica inicial de la nueva serie: Historias secretas de las plazas públicas de Cartagena, siendo que serán las primeras historiadas la del Mar, la de la Hierba y la plaza Mayor.  

1. 1. El Ágora de los griegos.

El origen de las actuales plazas públicas en nuestro hemisferio occidental hunde sus raíces en las prácticas sociales y culturales de las antiguas civilizaciones de Grecia y Roma, (cuya tradición heredó España), representados por   dos símbolos emblemáticos del patrimonio cultural de la humanidad: el Ágora griego y el Foro romano.

El Ágora griego es un término por el que se designaba a las plazas de las ciudades-estado donde solían congregarse los ciudadanos. Era un espacio abierto, centro del comercio(mercado), de la cultura y la política de la vida social de los griegos. Estaba rodeada, generalmente por los edificios privados y públicos más importantes como las estoas (pórticos columnados), pritaneos (oficinas administrativas) bouleterión (edificios para las reuniones de la boulé) y balaneia(baños).

Desde el siglo VIII antes de Cristo, se convierte en una característica de las polis (ciudades griegas), animadas por una gran actividad comercial. A partir de ese momento el ágora sustituye en importancia al palacio-fortaleza situado en la acrópolis y será el centro político urbano.

Con el transcurrir del tiempo el ágora comenzó a ser el inicio de las polis, tanto del punto de vista económico-comercial (centro del mercado), de3sde le punto de vista religioso, al encontrase allí los lugares de culto del fundador o de la deidad protectora o desde el punto de vista político al ser lugar de reunión de los ciudadanos para discutir los asuntos de la comunidad. De esta manera y a su alrededor fueron surgiendo los edificios públicos para albergar todas las actividades. (Wikipedia.org/ágora. Consultado. Marzo o9.2022).

1.2. El foro de los romanos.

El foro fue un auditórium. Un lugar donde se organizaban lecturas públicas, donde se iba a escuchar a los oradores, en donde se asistía a los juicios o se comerciaba. Del “Patio” donde se hacen reuniones de la pequeña comunidad, donde se escuchan chismes, pasa a la gran plaza en donde se leían las noticias de todas las provincias del imperio. Y se quedó pequeño, ampliándose en la época imperial, ampliándose con otras plazas que pasaron a ser los foros imperiales.

Vivir en Roma, sobre todo a partir del siglo I antes de Cristo era un lujo. Más de 182 días de fiestas oficiales, espectáculos, distribución de víveres. La frase de Juvenal: “Panem et circenses” era la afortunada condición de los romanos. Además de los grandiosos espacios del coliseo y del circo máximo, el foro era el lugar preferido para los encuentros cívicos entre políticos, hombres de negocios, gobernantes y pueblo llano, curiosos y oportunistas, viajeros o esclavos. No por nada en el foro se encuentra el umbilicus urbis (ombligo de la ciudad), de un cuerpo que se extendía desde el “finis terrae” (fin del mundo) hasta el río Tigris. (enroma.com/enroma.com/foromano /. Consultado marzo 09.2022).

1 .3. EL ORIGEN DE LAS PLAZAS ESPAÑOLAS: INSPIRACIÓN DE LAS PLAZAS CARTAGENERAS.

Varios de los investigadores sobre la historia de las plazas españolas coinciden en afirmar que estas provienen de la herencia cultural romana, más exactamente del llamado “Castrum romano”, que en su tiempo constituyó una fortaleza militar, la cual con el paso del tiempo fue rodeada de diversas construcciones, tales como graneros, hospital, barracones para los soldados y edificios para los oficiales. Fue construido al estilo de las ciudades romanas, cuyas calles principales formaban un patrón de cuadrícula.

Otros historiadores afirman también que las plazas españolas recibieron la herencia romana de los foros y con el tiempo fueron evolucionando hasta convertirse en lo que eran durante la edad media, y en los siglos que los hispanos colonizaron nuestra América.

La página lugares conhistoria.com/plazas ofrece una versión complementaria:

El origen de las plazas españolas con mayor historia hay que buscarlo en el espacio destinado al comercio de mercancías, amplios lugares ala aire libre que constituían un obligado punto de encuentro, que con el paso del tiempo se aprovecharía para otro tipo de concentraciones tanto cívicas como religiosas. Durante la edad media la plaza evolucionó de acuerdo con las características d ellos diferentes pueblos que ocuparon la península ibérica: visigodos, árabes, cristianos. La plaza comenzó a ser también utilizada para todo tipo de celebraciones y se hizo escenario de actuaciones de juglares y trovadores. Hasta incluso como plaza de toros.

En la edad moderna, siglo XVIII surge el concepto de plaza mayor, por sus mayores dimensiones y por cobijar en ellas las casas consistoriales o ayuntamientos(alcaldías), así como convertirse en marco de los principales actos políticos y sociales de la ciudad. (Consultado marzo 09. 2022).

En otras palabras, a la plaza mayor se le dio este nombre por concentrar en su seno los principales órganos de poder en la edad media y moderna española: el gobierno y la iglesia católica.

Son estas prácticas sociales, políticas, culturales y económicas de los colonizadores y autoridades peninsulares, las que se implementan en la urbanización y españolización de la originaria Karmairí, dando como resultado, desde fines del siglo XVII, la ciudad que hoy vivimos los cartageneros del año 2022 del presente siglo XXI.

Así inspirados en las doctrinas españolas, los colonizadores de la ciudad, que desde 1503 fue llamada Cartagena de Indias por la reina Isabel la católica, liderados por el gobernador Pedro Fernández del Busto(1574) iniciaron la construcción  de la urbe colonial, cuyas principales edificaciones sobreviven mayoritariamente  en nuestra época contemporánea, perfilándose desde los tiempos tempranos de la colonización, tres plazas pioneras  cuyas historias secretas , junto con las de otras hará parte de esta nueva serie que he denominado : Historias secretas de las plazas de Cartagena de Indias.

2.LAS PLAZAS DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS DE NUESTRA AMÉRICA Y COLOMBIA.

Es escasa la literatura existente en torno a las plazas de los pueblos originarios de Nuestra América y de manera especial sobre el Caribe colombiano; no obstante, la búsqueda incesante me condujo al encuentro con tres importantes expresiones de estos lugares en la geografía latinoamericana, como es el caso de Teotihuacán (México) Taironas en Colombia Machupicchu en Perú y Tibes en Puerto Rico, en pleno corazón del gran Caribe.

2.1. TEOTIHUACÁN Y LAS PLAZAS DE LA “AVENIDA DE LOS MUERTOS”.

En Teotihuacán 150 ac. – 600 d.C.  en la llamada “Avenida de los Muertos “sobresalen de manera especial las plazas de las pirámides del sol, de la luna, de la serpiente emplumada (Quetzalcóatl) y la plaza Oeste, destinadas a la inauguración de nuevas obras de los gobernantes, a celebraciones diversas y ceremonias religiosas, que convocaban a los 200 mil habitantes que en el año 650 d.C tenía la misteriosa ciudad, cuyos secretos aún conservan, en gran parte sus monumentales construcciones.

2.2. LOS TAIRONAS Y LAS PLAZAS DE LA SIERRA NEVADA DE SANTA MARTA.

De igual forma, entre los descendientes de la cultura Tairona (Ika o Arahuacos, Wiwa, kankuamos y Koguis o Kogis, en las enormes terrazas construidas en el corazón de la Sierra Nevada de Santa Marta  de plazas , encontrar la existencia de plazas punto de reunión  de las comunidades y del intercambio de productos , entre los diferentes poblados existentes en  el entorno , conocido hoy como “Ciudad perdida”.

A diferencia de Teotihuacán los templos de los originarios taironas eran sitios monumentales, cerrados donde se daban las ceremonias religiosas de rigor.

2 .3. LA PLAZA SAGRADA EN LA CIUDAD DE LOS CIELOS: MACHUPICCHU.

En el territorio sagrado de Machupicchu (Montaña Vieja o Eminencia de los Montes), cuyo nombre original, de acuerdo con investigadores peruanos es “Patallagta” o la ciudad de encima, en quechua, (véase boletomachupicchu.com) sobresale la gran plaza sagrada de la ciudad.

“La plaza sagrada fue el centro más importante de los rituales religiosos en Machupicchu. Como su nombre indica fue una plaza ubicada alrededor del Templo Principal y el Templo de las Tres Ventanas, dos de los recintos religiosos más destacados.

La plataforma donde se encuentra fue diseñada por los Incas siguiendo una forma rectangular de 400 metros cuadrados, aproximadamente. Allí se realizaban las ceremonias al sol, las montañas y demás dioses Incas.

La plaza sagrada está en el centro del sector superior de Machupicchu el Hanan. Desde allí se puede ascender por unos escalones de piedra hasta arribar al intihuatana o “reloj solar”.

Algunos investigadores sugieren que este espacio físico marcaba los espacios sociales de la ciudad. Es decir, poseía un status distintivo de la élite de la ciudad con respecto al resto de la población”.

2.4. LAS PLAZAS SAGRADAS EN BORINQUEN: PUERTO RICO.

Finalmente, en el corazón del gran Caribe insular, en Puerto Rico, existe uno de los yacimientos de pueblos originarios más importantes de esta vasta región.

Se trata del lugar sagrado de Tibes en el barrio portugués en Ponce, cuyos pobladores, los Iñeri lo habitaron desde el año 25 a.C hasta el 600 d.C. cuando desaparecieron sin causas conocidas, y entran escena los Tainos, quienes poblaron esta vasta región hasta el año 1000d.C. cuando fueron conquistados y prácticamente exterminados (los hombres) por los Caribes, procedentes de Brasil y Venezuela.

Los habitantes de Tibes construyeron plazas sagradas en las cuales se rindió culto al sol y la luna; de igual forma, estas plazas ceremoniales contaban con muros que apuntaban a la salida del sol durante los períodos estacionales Por estas y otras razones algunos investigadores conceptúan que Tibes fue un observatorio astronómico de los pueblos originarios de Borikén, hoy Borinquen: Puerto Rico.

En nuestros días, la investigadora Norma Medina Ha demostrado la existencia de la ruta sagrada Iñeri-tainos Tibes, Jácanas -Caguama, lugares que contaron con sendas plazas sagradas en las cuales se practicó la ceremonia del areíto y el juego de la pelota, esta como expresión de la influencia que ejercieron algunos pueblos de Mesoamérica (Mayas). (Véase a Norma Medina Carrillo. En El camino sagrado Tibes, Jácanas -Caguama.www.academia.edu).

Con los afectos de siempre.

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR