La academia y el HUC en tiempos de pandemia

23/08/2021 - 06:29

Como una cometa, construida con sapiencia por el mejor artesano, se eleva en el cielo que nos cubre, el Hospital Universitario del Caribe en contra de la adversidad llamada pandemia SARS Covid-19.

Como una cometa  que utiliza el viento para alzar vuelo, viento bravío que tumba lo que se oponga a su paso, que se intensifica y cada vez hace más fuerte su furia, la cometa lo aprovecha a favor y en un círculo virtuoso, la cometa se eleva y toma su vuelo.

Su líder guía le suministra de manera continua más cuerda, desde el punto de partida de elevación, viéndola alejarse, pero, asimismo, observándola con placer, pues cada vez se hace más alta, más visible, referente ante los de más, me refiero al Hospital Universitario del Caribe, nuestro hospital emblemático. Nuestro hospital base de formación

Su serenidad ante los embates del viento, se debe a su buena construcción, a su buena estructura o armazón en que fue construido (su diseño, columnas, amarres, pegamentos) que le proporciona robustez. Tiene como vela a la facultad de Medicina de la Universidad de Cartagena, que impulsa el funcionamiento integral que corresponden a las facultades de la salud, Enfermería, Odontología y Ciencias Farmacéuticas. Lleva esculpido un gran símbolo en su parte media, el escudo emblemático de la Universidad de Cartagena: fuerte, amarrado por legados de experiencia edificada, de conocimientos transmitidos en generaciones a sus estudiantes quienes son sus protagonistas representativos para la región, el país y el mundo. Son estos los hilos y bridas que se aferran a sus columnas y constituyen esa vela flamante, ligera, fuerte, sólida que le da a la armadura, la garantía de resistencia, para contrarrestar los grandes vientos, las grandes adversidades en salud, las grandes pandemias.

Toda esa superficie que constituye el cuerpo de la vela está representada en el vértice del cabezote por el Rector –el Capitán, y Piloto a la vez– que mantiene la cometa en ángulo correcto con respecto a los vientos conectores, con características genuinas de líder con grandes conocimientos, experiencia y calidad humana. Muy cerca del Capitán están los Vicerrectores y Decanos como Líderes Copilotos. El tejido del cuerpo de la vela, lo integran sus docentes, maestros certificados y cualificados en su quehacer académico e investigativo de calidad excelsa, que juntos con los residentes e internos constituyen para el HUC, el 72% de la estructura funcional, asistencial y generadora de nuevos conocimientos plasmados en su producción científica. Y lo más importante, para alcanzar su vuelo, altitud, estabilidad y permanencia, es su cola que personifica al elemento creativo y estabilizador: los estudiantes de pregrado, postgrado y egresados, la nueva generación de profesionales de la salud, el alma del Alma Máter, la razón de ser de las Facultades y de la Universidad.

Como una cometa construida con sapiencia por el mejor artesano, se eleva el Hospital Universitario del Caribe en contra de la adversidad llamada pandemia SARS Covid-19.

 

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR