Más de siete horas para saber quién era la Reina de la Independencia

NIÑA TULIA
CARTAGENA, COLOMBIA
18 de Noviembre de 2014 09:49 am
  • Iván Villazón, cantante vallenato.

    La popular canción de Iván Villazón, "La yuca y la tajá", fue la sensación en la noche final del Reinado de la Independencia. Al artista, un empresario musical lo abordó en plena tarima novembrina y le pidió que se pusiera una camiseta en honor a la canción... Ya en tarima, el artista se refirió a algunos comentarios periodísticos sobre esta canción y sus apuntes fueron bastante 'picantes', casi irrepetibles... //

  • Candidata de Ciudad del Bicentenario.

    Sufrimiento colectivo fue el que vivimos el domingo en la noche con la candidata de Ciudad del Bicentenario, la bellísima Daniela Villadiego Pérez. Ella llevó a la velada final uno de los vestidos más llamativos, pero su diseño no la dejaba dar, literalmente, un solo paso, pues en cada intento sus zapatos quedaban enredados en la cola del vestido... ¿Será que esta niña no logró medirse el vestido antes? ¡Qué lástima! //

  • Candidata del barrio Berlín.

    Otro de los diseños polémicos de la noche, fue el que lució la representante del barrio Berlín, Leydis Johana Muñoz Salas... Cuando salió, pensé que se le habían partido los encajes de la falta de su vestido, pero cuando dio la espalda, jum, yo no lo podía creer... Ese diseño no dejó nada para la imaginación. Juzguen ustedes si es o no un modelito para esta jornada... ¿En qué estaba pensando su creador? //

Señores, yo definitivamente ya no aguanto trasnochar más... Por culpa de la velada de elección de la Reina de la Independencia llegué en la madrugada del lunes a mi casa descalza y con un tacón averiado y a punto de perder mi matrimonio, pues el permiso, que era hasta las 12 de la noche, se prolongó hasta las 3:30 de la madrugada. Definitivamente, los organizadores de este evento se tiran lo bueno que diseñan por la impuntualidad, lo largo y tedioso que convierten el certamen. No hay derecho que para saber quién es la nueva Reina, al público se le someta a jornadas de casi 9 horas... No dan ganas de volver.

****

Para empezar, a los encargados de la logística se les ocurrió una novedad. En esta oportunidad quisieron darle una sorpresa a los medios de comunicación y la verdad es que lo lograron. No dispusieron de una zona de prensa y por supuesto pusieron a los periodistas, reporteros gráficos y camarÓgrafos a enfrentarse con el público, pues la gente – con razón- deseaba ver cómodamente sentada el espectáculo, sin interferencias en la visual hacia la tarima central y los comunicadores se lo impedían con sus equipos... justo por no tener una zona habilitada. Señores, !qué descortesía!

*****

Un grupo de periodistas se reveló y se retiró de la zona 'VIP' e intentó armar tolda en los tendidos de la plaza, pero la orden era no dejar pasar a ningún periodista a esa zona y todo un bloque de búsqueda los rescató y los reclutó en en 'Villa Lodazal'... Para calmar los ánimos, una tabla de queso y dos litros de gaseosa llegaron desde el reducto distrital y los ánimos se aplacaron, pero eso no nos impide decir que se rajaron con la prensa... los desconocieron.

*****

Buena parte del ruedo de la Plaza de Toros estaba enlodada... Las lluvias de los últimos días dejaron encharcada la arena, pero no hubo manera de que alguien evacuara el agua y el lodo... Allí, en medio del lodazal se debieron acomodar los 'invitados especiales', incluidas varias ex señoritas Cartagena y Bolívar y ex candidatas del Reinado de la Independencia.

*****

Aunque en la Plaza de Toros no hubo la comilona de las mismas dimensiones que se vio en el Desfile de la Independencia, el buen gusto se dejó ver. Varias tablas de queso, bandejas y algunas botellitas  del sabor de aquí y de allá también, se mimetizaron en la jornada para deleitar el paladar de los invitados de Palacio...

*****

Lo que si me pareció exagerado fueron los juegos pirotécnicos que acompañaron el discurso veintejuliero del Alcalde... Les juro que fueron más de 15 minutos tirando pólvora al punto que yo estuve a punto de ahogarme en medio de la humareda que armaron los juegos... Dioni parecía en campaña.. Alcalde, la fiesta le quedó chévere, pero no es para tanto... austeridad señores... austeridad!

*****

Señores, no les parece que ese espectáculo de elección y coronación no debe pasar de más de 4 horas. Para qué 4 agrupaciones si con Villazón y Vargas era suficiente, es más por ellos fue la mitad de los asistentes... Además, ya es hora que algunos locutores dejen de estar saludando a sus amigonchos desde la tarima que lo que hacen es dilatar el espectáculo... delen un libreto por favor...

Los peores comentarios de la noche se los llevaron los diseñadores de muchos de los vestidos de las reinas... Más de una pareciera que fue vestida por un enemigo... Niñas, recuerden que es un evento galante, donde debe primar el buen gusto... Demasiadas transparencias y brillantes, al punto que hubo un momento que los destellos de los flash y el brillo de los vestidos me dejaron ciega... El IPCC debe velar porque estas niñas lleguen vestidas de manera decorosa al escenario...que escojan su diseño, pero que prime el buen gusto... Algunos de los modelitos como los que se vieron esa noche, en nada contribuyen a la imagen del Reinado. Allí hay mucha tela que cortar...

*****

Yo no sé si el jurado estaba cansado esa noche, pero mientras el público se enloquecía con Iván Villazón, Sergio Vargas y el Twister, los jurados permanecían imperturbables, solo en la última tanda de Sergio Vargas vimos a Julita Salvi mover los hombros y la verdad es que lo hace muy bien... Los caballeros solo bostezos y nada más, ¡Qué aburridos!... Y a propósito de Julita, a ella su nuevo aniversario la cogió en la Plaza de Toros... Juli, ¡Feliz cumpleaños!

*****

Bueno señores se nos acabó la fiesta.. A mis amigos gracias por estos días divertidos y desde hoy a vivir nuestra dura realidad...  A Dioni que se faje en estos últimos 12 meses y a los concejales que se pongan al día con la agenda legislativa... A Jaimito Rendón  que se cuide de los ingleses y a las reinas que recuerden que la vida no es solo belleza física. Mis amigos hasta el 2015, si Dios lo permite.