¡Ya llegué a Colombia!

Después de una larga travesía… ¡por fin estoy en Colombia…! ¡Qué felicidad… qué alegría…qué… mejor dicho… estoy que no me cambio por nadie…! Aterricé en Bogotá y Dios mediante estaré con ustedes desde este domingo 3 de noviembre… ¿Que si me vine en balsa...? !Nada... aunque ganas no me faltaron...!

***
Espero encontrarlos como los dejé… ¡alegres y prestos a acompañarme…! ¿Qué ha habido por Cartagena…., además de reinas…?  Ya me contaron que hay unos chimes bien buenos… ¡Qué cosa tan maravillosa…! No se olviden que espero sus aportes fidedignos y oportunos a mi correo tulia@eluniversal.com.co