¡Una buena invitación…!

  • //

  • //

  • //

  • //

  • //

  • //

  • //

  • //

¡Qué buen espectáculo el que vieron los familiares de los empleados del Centro de Convenciones…! Fueron atendidos a cuerpo de rey… Lo malo es que los organizadores no autorizaron ni un vaso de agua para los periodistas acreditados…