Cartagena y su futuro político