¿Y la estrategia?