La guerra vs las artes