¿Aparecieron los culpables?