La Perú de Guerrero y Gareca queda eliminada en primera ronda

Los jugadores de Perú aplauden al público tras caer derrotados por Francia en la primera fase de la Copa del Mundo Rusia 2018.

Perú se despide de Rusia en primera ronda. // EFE FRANCIS R. MALASIG


EFE

Jue, 06/21/2018 - 12:18


La selección peruana disfrutó poco de su regreso al Mundial tras 36 años de ausencia. Está eliminada tras dos jornadas en las que no marcó y cedió con Dinamarca, en un mal día, y hoy ante Francia, justo los dos a los que ya no puede alcanzar.

Una buena generación de futbolistas peruanos se queda fuera en Rusia. Fue una losa la derrota contra Dinamarca tras una gran actuación colectiva, pero faltó acierto y Christian Cueva falló una pena máxima. Hoy era otra historia: en una buena segunda mitad no encontró el gol ante una Francia que sí supo sufrir.

Jefferson Farfán, el mejor socio de Paolo Guerrero sobre el césped, jugó solo la mejorada segunda parte de Perú, y Aquino sustituyó en el once a Renato Tapia en el centro del campo, con ese cambio de piezas Gareca fue por los puntos.

Un primer recorte de André Carrillo enseñó el camino a Perú pero Kylian Mbappé hizo daño con su gol en el minuto 34.

Francia replegó en un 4-4-2 con Blaise Matuidi acostado a la banda, justo donde Luis Advíncula y André Carrillo podían centrifugar el partido.

Fue Guerrero con un gran movimiento de delantero quien puso en aprietos a Hugo Lloris pero la diferencia también está en las portería: el galo cerró piernas y la sacó.

Perú es eléctrica con Gareca, sus piezas son móviles y si Matuidi ayuda en una banda Carrillo cambia de costado, pero apareció Benjamin Pavard, un central reconvertido a lateral de buen nivel. Además, Pogba y Kanté complicaron por zonas interiores a esta alegre Perú de Gareca que tanto disfruta con el balón.

No hay mucho margen en un Mundial y con dos derrotas de inicio uno se suele volver para casa. No era este el final del peregrinaje de Perú por el sueño mundialista que imaginaba una afición entregada que, en masa, se ha divertido en las calles de Moscú.

A La Blanquirroja le queda intentar ganar a Australia para no irse sin victorias, como le ocurrió en España 1982 (una derrota y dos empates).