Colombia, pese a todo, brindó alegrías

Yerry Mina y Cuadrado.

Yerry Mina fue el goleador de la Selección Colombia con tres anotaciones. // EFE


CARLOS CABALLERO

Jue, 07/05/2018 - 11:32


En el Mundial de Rusia, Colombia no cumplió con el objetivo inicial: clasificar mínimo a cuartos de final, así como sucedió en Brasil 2014.

Se jugaron cuatro partidos en la cita mundialista. Japón, Polonia, Senegal e Inglaterra fueron los rivales de turno y cada juego presentó dificultad no solo por lo que plantearía el rival sino por lo que internamente pasaba con la Selección, que tenía a varios jugadores entre algodones y con serios problemas musculares.

En la primera fecha en Saransk ante Japón, Colombia presentó varios caras nuevas que no esperaban en la titular, entre ellas la de Óscar Murillo, Jefferson Lerma y José Izquierdo. No jugaron ni Yerry Mina ni James Rodríguez.

Sumado a eso, la expulsión y penalti de Carlos Sánchez a los 5 minutos de juego que significó el primer gol de Japón. Contra viento y marea y un jugador menos en la cancha el resto del juego, Colombia luchó, emparejó las acciones con gol de Quintero, pero terminó perdiendo.

Con la presión de no poder perder ante Polonia, uno de los favoritos del grupo, la tricolor salió con todo en Kazán. Jugaron James Rodríguez, Yerry Mina y Wilmar Barrios. Resultado: un 3-0 contundente y fútbol bien jugado con goles de Mina, Falcao y Cuadrado.

Vino el juego en Semara ante Senegal, en partido decisivo. Con el equipo ideal, Colombia salió a buscarlo todo, pero se lesionó James a los 29 minutos. Senegal se paró firme y metió en aprietos a Colombia, que con actitud y otro gol de Mina clasificó de primera en el grupo.

Por último, en octavos de final chocamos ante Inglaterra, en Moscú. Sin James en la cancha (no jugó por estar lesionado) Colombia debía ganar para avanzar a cuartos. Inglaterra claramente no fue más que la tricolor, que tuvo para liquidarla en la cancha en el tiempo extra, pero no pudo, los penales se lo impidieron.

Sin embargo, en el ambiente quedó la sensación que Colombia dio hasta donde pudo. A los jugadores no se les reprocha nada en lo absoluto porque metieron, corrieron, lucharon y sacaron difíciles juegos adelante pese a no encontrarse en buena forma física Abel Aguilar, Cristian Zapata, James Rodríguez y Miguel Angel Borja.