PORTO ALEGRE

  • Porto Alegre. //

Porto Alegre es una de las ciudades brasileñas con mayor tradición futbolera, así que brinda el marco perfecto para la Copa del Mundo.

La ciudad está dividida casi de manera equitativa entre los aficionados de Internacional y Gremio, clásicos rivales que mantienen una de las rivalidades más intensas del país.

Los partidos del Mundial se disputarán en la recién renovada cancha de Internacional, el Estadio Beira-Rio, y se espera que los equipos entrenen en el nuevo estadio de Gremio, que bien pudo haber sido utilizado para escenificar partidos del torneo.

La ciudad de casi 1,4 millones de habitantes, en la que se radicaron una importante masa de inmigrantes alemanes, albergará cuatro duelos de la fase de grupos: Francia-Honduras el 15 de junio; Australia-Holanda el 18 de junio; Corea del Sur-Argelia el 22 de junio; y Nigeria- Argentina el 25 de junio. El Beira-Rio también será sede de un partido de la ronda de octavos de final que incluirá al ganador del Grupo G, posiblemente Alemania.

Porto Alegre es la sede más al sur de las 12 que montarán partidos mundialistas. Y es así que su clima frío a mediados de año sea factor en algunos de los encuentros a disputarse en el Beira-Rio, con capacidad para 50.000 espectadores.

El estadio fue foco de polémica, luego que el comité organizador local señaló que existía el riego de que la sede no fuera utilizada durante el Mundial debido a la disputa sobre quién pagaría por las instalaciones temporales que requiere la FIFA. El órgano rector del fútbol mundial tuvo que presionar a las autoridades de la ciudad, que eventualmente alcanzaron un acuerdo para garantizar que la estructuras estuvieran a tiempo para el certamen.

DATOS

Ciudad: Porto Alegre

Capacidad: 1'409.939 de habitantes.

Gentilicio: Portoalegrense

Ubicación: Capital del estado de Río Grande del Sur.

Estadio: Beira-Rio

Año de construcción: 1969

Capacidad: 47.100 espectadores.

Descripción: Situado a orillas del río Guaíba de Porto Alegre, este estadio es la casa del Internacional, campeón del Mundial de Clubes de 2006. En él se han jugado cuatro finales de la Copa Libertadores y ha sido anfitriona en 10 ocasiones de la selección brasileña.