Un doble brindis por James Rodríguez

Carlos Caballero V.
BRASILIA, BRASIL
25 de Junio de 2014 08:18 pm
  • James Rodríguez, el goleador de Colombia. // AFP

Aplausos para los muchachos de la selección Colombia, un brindis por ellos y por lo que están haciendo en la Copa Mundo de Brasil.

Pero un doble brindis por James Rodríguez, quien gracias a sus participaciones de lujo se perfila como una de las grandes estrellas de este Mundial.

No funcionaron, no cumplieron, no brillaron, no estuvieron acorde a lo que se esperaba jugadores como Cristiano Ronaldo (Portugal), Mario Balotelli (Italia), Wayne Rooney (Inglaterra) y Andrés Iniesta (España), entre muchos otros que han pasado sin pena ni gloria por Brasil. El que sí dice presente es el 10 de Colombia.

Señores, las actuaciones de James, el crack colombiano, han superado todas las expectativas. De los pies de él salen las mejores jugadas de Colombia, frota la lámpara y hace magia, da gusto verlo jugar.

Ante Grecia, en el 3-0, Rodríguez hizo uno e intervino en las otras dos. En el gol de Armero inteligentemente la deja pasar para que apareciera el lateral izquierdo y convirtiera y en el de Teo es él quien levanta el centro del tiro de esquina.

Frente a Costa de Marfil , en la victoria 2-1, estuvo inmenso. En un tiro de esquina de Cuadrado, James voló por lo alto, le ganó en el salto a Didier Drogba y la metió de cabeza. Y en el gol de Juan Fernando Quintero todo se inicia gracias a una recuperación de Rodríguez.

Su nivel siguió aumentando frente a Japón. Entró en los últimos 45 minutos, tomó las riendas del juego y le cambió la cara al partido. James hizo que el aficionado dejara de ver un partido táctico y algo pálido y se deleitara con un espectáculo de lujo, en donde él se robó todo el show y se convirtió en el chacho de la película.

El compromiso estaba 1-1, James entró iluminado y puso dos pases a Jackson Martínez que llevaban la precisión de un reloj suizo. Las dos acciones terminaron con gol de 'Cha Cha Cha'.

Pero el 10 quería más, buscaba salir por la puerta grande y decirle al mundo, con un tanto de lujo, que su fútbol da para convertirse en estrella de esta Copa Mundo. Entonces, James se fabricó una pintura de gol, que estuvo antecedida de una gran jugada y mejor definición.

Sumó su tercer tanto y se convirtió en el goleador histórico de Colombia en los mundiales. Pero eso no es todo, ya Neymar (Brasil), Messi (Argentina), Rooben (Holanda) y Ozil (Alemania) comienzan a incomodarse en serio con las actuaciones de este joven de 23 años que dice aquí estoy yo y ojo con mi fútbol en esta Copa Mundo.

Por James, en la tierra del Rey Pelé, un doble brindis...