Selección Colombia llegó a Fortaleza para partido contra Brasil

COLPRENSA
FORTALEZA
1 de Julio de 2014 07:41 pm
  • Colombia se prepara para el juego contra Brasil. // COLPRENSA

Cuando el bus identificado con el eslogan “Aquí no viaja un equipo, viaja todo un país” apareció por la calle Beira Playa de Fortaleza un grito de “vamos, vamos Colombia” sonó con fuerza y alertó a los cerca de 100 aficionados que llevaban dos horas esperando a la Selección.

Y apenas fueron bajando los jugadores, de cachaco negro, camisa blanca y corbata oscura, los nombres de cada uno fueron sonando en boca de los hinchas, que de manera orgullosa y pintados de tricolor decían “Yepes, Juanfer, Cuadrado, James, David, Guarín, Jackson y Teo”.

Esa escena de sentimiento nacional duró cinco minutos y recién recogieron su maleta, los integrantes del combinado patrio agradecieron el gran recibimiento saludando con los brazos arriba al son que iban ingresando al hotel Luzeiros de Fortaleza.

Los más agradecidos, según la apreciación en medio de la noche y la brisa que golpeaba fuerte, fueron Yepes, Cuadrado, Carbonero y Jackson, quienes además de la venia para la torcida colombiana les regalaron una sonrisa como premio.

“Pékerman presidente” gritaron de la multitud mientras el estratega ingresaba al lujoso sitio de alojamiento en el que también estuvieron México y Ghana.

En medio de la multitud una camiseta auriverde con el marcador “Colombia 9-Brasil 2” llamó la atención de hinchas y deportistas que prefirieron sonreír y proseguir. El autor de ese sueño fue el santandereano Carlos Cajigas, quien se hizo acompañar de la paisa Claudia Acosta para ver de cerca a los encargados de jugar este viernes con Brasil el primer partido del país en los cuartos de final de un Mundial.

Claudia, quien tuvo que venirse volada de Recife en los octavos, porque creía que su país había sido el segundo del grupo C, se mostró feliz con la llegada del equipo y dijo “seguramente no se dará una goleada, pero sí vamos a ganar, porque los nuestros son mejores”.

Igual de feliz estaba el boyacense Miguel Olarte. Se vino armado de un cartel con el mensaje “Súper Nairoman” y prometió llevárselo de regalo y con varias firmas de los jugadores al campeón del Giro de Italia “apenas veamos a Colombia ganarle a los de la samba y seguir derecho hacia la final de la Copa Mundo”.

Con ese positivismo, entusiasmo y ambición fue recibida Colombia en Fortaleza, donde tendrá una práctica a puerta cerrada este miércoles con los 23 jugadores y el viernes jugará otra vez bien acompañada, porque así los brasileños sean locales se esperan más de 25.000 compatriotas en el estadio Castelao para que siga de moda la fiebre amarilla.

Y continúen los cánticos de “olé olé, olé olá, que mi Colombia va ganar” y se haga realidad el que se estrenó en Fortaleza que sonó con fuerza apenas apareció el bus diciendo “en la sexta feria será el velorio de Neymar”.