Las estrategias de Pékerman que dieron un cupo en cuartos

COLPRENSA
BOGOTÁ
4 de Julio de 2014 11:07 am
  • Pékerman es la cabeza que piensa cada uno de los partidos de Colombia. // COLPRENSA

Ser la cabeza de un equipo de fútbol requiere de una mentalidad calculadora y precisa, pues tal como un negocio, en un partido no se permiten los pasos en falso y las victorias crean entre los seguidores el sabor de la recordación de marca.

De acuerdo con Alexander Obando, entrenador de atletas, una de las cosas que los deportes pueden aportarle a la gerencia es la estrategia de equipo. “Los equipos tienen un líder y un número importante de coequiperos que, aunque son un rango inferior, su trabajo es significativamente importante en los resultados de la competencia”.

Estrategias que José Néstor Pékerman, director técnico de la Selección Colombia, tiene muy claras. Para él no eran suficientes los conocimientos en el juego, sino que la combinación con una buena gerencia es lo que le ha permitido obtener los resultados esperados y cumplir el sueño de llevar a la Tricolor por primera vez a unos cuartos de final en el Mundial Brasil 2014.

Mentalidad que comparte con técnicos como Josep Guardiola, quien dirigió exitosamente al Club español Barcelona por cuatro años, y que aconseja no permitir que los equipos se vuelvan entes complacientes, tener siempre lista una segunda línea de ataque, hacer las cosas con pasión y fomentar el espíritu competitivo en los miembros del grupo.

Según Jorge Matiz, director asociado de Norman Broadbent Latinoamérica, “lo más importante para un equipo es trabajar en unidad. Pékerman le ha dado a la Selección la confianza para ser ellos mismos, pero pontencializando las fortalezas”.

TALENTO PARA MOLDEAR JÓVENES

Una de las estrategias de Pékerman para llevar a la Selección Colombia a desempeñar un papel destacable en el Mundial 2014 es, según Jorge Matiz, saber manejar gente joven, entenderlos y dejarlos ser ellos. Los jugadores de esta generación de la Selección son personas de corta edad que reciben sugerencias y se dejan moldear. Así lo dijo James Rodríguez, actual goleador de la Copa del Mundo, en las declaraciones después del partido con Uruguay, al exaltar la confianza y el empuje que el director técnico ha depositado en ellos.

TRABAJO EN EQUIPO, LA CLAVE DEL ÉXITO

De nada vale tener jugadores estrella si no existe una unidad entre ellos. Esta ha sido una de las estrategias principales para Pékerman. “Los equipos con mayor unión y empatía tienen mejores resultados, pueden gestionar los desacuerdos de manera participativa, se orientan a los resultados, y hacen acompañamiento. Esa es la clave para ser exitoso liderando un equipo”, señala Luis Fernando Martín, consultor empresarial de alta dirección.

DESCUBRIR POTENCIAL DE CADA JUGADOR

Poder descubrir el potencial de cada uno de los miembros del equipo ha sido otra estrategia fuerte para el entrenador de la Tricolor dentro del campo de juego, en donde la mayoría ha mostrado un talento especial en la cancha y jugado un papel importante para llevar a la Selección al triunfo. No solo buscan al goleador, sino que cada quien se dedica a hacer bien su juego.

CONFIANZA Y CREER EN QUE SÍ SE PUEDE

Dar confianza al equipo y trabajar para que este se sienta feliz con su desempeño es otra táctica que no falla. Permitir que los jugadores sientan que lo están haciendo bien y que sus capacidades son las indicadas para llevar al equipo a cosechar triunfos, los hace más seguros de sí mismos y por ende produce más determinación y ganas de cumplir los objetivos planteados dentro del plan de juego. El director de la Selección Colombia siempre ha expresado en sus declaraciones la confianza que él les da a sus jugadores, al recordarles que tienen cómo lograr que un contrincante fuerte como lo fue Uruguay o como lo es Brasil, no los atemorice en la cancha.

DAR MÁS RESULTADOS QUE ANUNCIOS

José Pékerman se ha caracterizado por ser un hombre poco mediático y no muy expresivo. El argentino se ha concentrado en mostrar resultados antes de anticiparse a dar declaraciones o a especular sobre el desempeño de su equipo. Para los expertos, su forma de ser, calculadora y asertiva, es una estrategia que el entrenador ha mantenido desde su llegada a la Selección, teniendo presente el poder de la observación. Da pocas entrevistas, pero su condición de líder siempre se ha mantenido, construyendo desde ese liderazgo la mayor riqueza del equipo, que es mostrarle al Mundo la disciplina con la que se han preparado.