Kirchner se suma a miles de argentinos para recibir como héroes a su selección

AFP
BUENOS AIRES, ARGENTINA
14 de Julio de 2014 07:04 pm
  • Cristina Kirchner recibió a la selección Argentina. // AFP HO

La presidenta Cristina Kirchner se unió a miles de argentinos que recibieron el lunes a su selección con muestras de agradecimiento y júbilo, en contraste con las caras largas de los futbolistas que cayeron el domingo 1-0 ante a Alemania en la final del Mundial Brasil-2014.

Kirchner dijo que no miró "ningún partido, tampoco el de ayer", aunque no aclaró si fue así por una cuestión de cábala como especuló la prensa en los últimos días para explicar su ausencia en la ceremonia de clausura en el estadio Maracaná de Rio de Janeiro.

"Ayer sentí un inmenso orgullo por cómo se defendieron los colores de Argentina", dijo la presidenta al recibir al seleccionado en el predio de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), a 30 km al sur de Buenos Aires, donde bromeó con varios de los jugadores.

"Le taparon la boca a muchos que no creían en ustedes. Demostraron que con garra, con equipo y pasión adentro de la cancha se pueden lograr triunfos", agregó Kirchner.

Sergio 'Chiquito' Romero, Ezequiel 'Pocho' Lavezzi, Gonzalo Higuaín y Ángel Di María fueron los objetivos de sus bromas e ironías al recordar las críticas que recibió el equipo de Alejandro Sabella antes de empezar el Mundial, por la cual reinaba el escepticismo entre los argentinos.

"Vení Romero (...) ¡Y le criticaban porque era suplente! Mirá el suplente", dijo sobre el arquero argentino, que fue clave en el devenir de los suyos con dos paradas en la decisiva tanda de penales de semifinales ante Holanda.

Los 23 hombres que representaron a la albiceleste en el Mundial llegaron al aeropuerto internacional de Ezeiza en un avión de Aerolíneas Argentinas con gráficos de sus máximas figuras -Lionel Messi, Gonzalo Higuain y Sergio "Kun" Agüero.

FRUSTRADOS

Los rostros de frustración de los cabizbajos jugadores desentonaron con la alegría callejera que les gritaba "¡Gracias!"; "Nos llenaron de orgullo".

Luego, con Kirchner, los futbolistas se mostraron más contentos, y algunos -forzados por la mandataria- tomaron el micrófono para agradecer el apoyo del país aunque lamentaron no haber podido traer la Copa.

"Entregaron todo, dejaron la piel en cada jugada", dijo Sabella.

En el aeropuerto y en el predio de la AFA miles de personas se apiñaron para ver a sus héroes en alguno de los tres buses en los que eran trasladados.

El lunes en la tarde, otros miles se congregaron alrededor del Obelisco, en el centro de la capital, para ver a Messi, "el jefe" Javier Mascherano, Lavezzi, y todos saludando en caravana.

Ello pese a que la AFA había emitido un comunicado exhortando a que por recomendación de las autoridades no se fuera a esa zona de Buenos Aires, luego de una noche de incidentes violentos que dejaron 120 detenidos y 70 heridos, según el secretario de Seguridad Sergio Berni.

MARADONA, EL PAPA Y LOS HINCHAS

La final en este país donde el fútbol es pasión, no dejó indiferente a nadie, aunque el Papa Francisco, aficionado desde su infancia a este deporte e hincha del club San Lorenzo de Almagro, no vio la final contra Alemania, por "una cuestión de neutralidad", informó el jefe ceremonial del Vaticano el lunes en Radio del Plata.

"El Papa estuvo pendiente de los resultados del Mundial pero dijo que no lo iba a ver (la final) por una cuestión de neutralidad", aseguró Guillermo Karcher el lunes.

El exastro del fútbol argentino Diego Maradona también celebró la actuación del equipo, aunque su mayor crítica fue en relación a la entrega del Balón de Oro a Lionel Messi, considerando que el colombiano James Rodríguez era el verdadero merecedor del galardón.

"A 'Lio' le regalaría el cielo, pero cuando no es justo y los 'marketineros' quieren hacerle ganar algo que no ganó, es injusto", sostuvo Maradona la noche del domingo en el programa 'De Zurda', que se emite por el canal venezolano Telesur y retransmite en Argentina la televisión pública, en varios países de América Latina.

Messi recibió el premio al mejor jugador del Mundial Brasil-2014 al término de la final que Argentina perdió 1-0 ante Alemania en Rio de Janeiro.

Mientras tanto en la calle sonaba fuerte el himno de canchas: "Olé, olé, olé, cada día te quiero más/ Soy argentino, es un sentimiento/ no puedo parar..." cantaba la mayoría, luciendo casacas albicelestes y ante la mirada atenta de la policía.