En el Mundial, Sudamérica muerde a Europa

AP
RÍO DE JANEIRO
24 de Junio de 2014 08:01 pm
  • Inglaterra, Italia y España, que suman seis títulos mundiales y tienen las tres mejores ligas del mundo, no lograron superar la fase de grupos del torneo. // AFP ALBERTO PIZZOLI

Sudamérica aseguró el martes un semifinalista en la Copa del Mundo de Brasil tras una nueva debacle de las selecciones europeas, de la que se salvó la siempre improbable Grecia gracias a un penal en el descuento.

Colombia-Uruguay y Costa Rica-Grecia fueron los nuevos emparejamientos de octavos de final tras la definición de los Grupos C y D, que trajeron como consecuencia la eliminación de Italia, la dimisión de su técnico Cesare Prandelli y un aparente mordisco de Luis Suárez a un rival que compromete su futuro en el torneo.

El ganador el partido entre colombianos y uruguayos se medirá al vencedor de Brasil-Chile, lo que garantiza a Sudamérica al menos un representante en semifinales.

"Esta situación demuestra la capacidad y el poderío que tiene Sudamérica en el tema futbolístico", destacó el técnico de Ecuador Reinaldo Rueda.

En el Grupo D, o de la muerte, todos los pronósticos iniciales, incluso los más revolucionarios, saltaron por los aires. Un gol de Diego Godín dio a Uruguay la victoria 1-0 sobre Italia y el pase a la siguiente ronda en un partido tenso y bronco por momentos. Costa Rica empató 0-0 contra la eliminada Inglaterra y se doctoró como gran sorpresa de lo que va de competición.

Inglaterra, Italia y España, que suman seis títulos mundiales y tienen las tres mejores ligas del mundo, no lograron superar la fase de grupos del torneo.

"Es verdad que hay muchos equipos europeos eliminados, en Brasil los sudamericanos se aclimatan mejor y jugar cerca de sus países les da una energía desmesurada", apuntó el técnico francés Didier Deschamps, cuya selección junto a Holanda, Alemania y también Bélgica sí está respondiendo con resultados.

Las consecuencias de la derrota italiana no se hicieron esperar. Prandelli anunció su dimisión como director técnico, escribiendo un inesperado epílogo a una interesante revolución futbolística que viró del "catenaccio" al juego ofensivo y de la ya que no participarán los veteranos Andrea Pirlo y Gianluigi Buffon.

Uruguay disputará su partido de octavos contra Colombia en el Maracaná, lo que supone un histórico regreso de la Celeste en una Copa del Mundo al estadio, o lo que queda de él, donde derrotó al anfitrión Brasil en el Mundial de 1950.

Más allá del resultado, Suárez se vio envuelto en una polémica de la que ya es reincidente. Suárez y el central Giorgio Chiellini cayeron al suelo en el área italiana alrededor de los 80 minutos, y en las repeticiones de televisión se vio al delantero de Uruguay enterrar la boca en el hombro izquierdo de Chiellini.

El italiano mostró lo que parecía la herida de un mordisco. El árbitro no indicó infracción alguna, pero Suárez encara una posible sanción disciplinaria de la FIFA que complica su futuro en el Mundial, al que llegó tras superar una cirugía en la rodilla izquierda hace un mes. Un minuto después de la jugada, Godín logró el gol a la salida de un tiro de esquina.

Suárez, de 27 años, fue suspendido siete partidos en Holanda por morder a un jugador mientras jugaba en el Ajax, y luego fue sancionado por 10 partidos en la liga Premier inglesa en 2013 por morder a otro oponente con Liverpool.

Es ridículo que no hayan expulsado a Suárez. Fue totalmente claro, incluso tengo una marca" de la mordida, dijo Chiellini.

"Suárez además de los errores que puede haber cometido es el blanco preferido de cierta prensa, de ciertos medios, que le dan mucho más espacio a un supuesto error que puede haber cometido que a las cosas por las que está en el fútbol", aseguró visiblemente molesto el técnico uruguayo Oscar Tabárez.

Mientras la aristocracia europea empacaba las maletas, llegó Grecia y con sus dos primeros goles en Brasil clasificó a octavos de final. Los griegos derrotaron 2-1 a Costa de Marfil gracias un gol de penal de Giorgios Samaras a los 91 minutos, que devastó a los africanos.

Teóricamente Costa Rica, por juego y resultados, parte como favorita en su cruce con Grecia. Pero no conviene menospreciar a la selección griega, que en una circunstancia muy similar, siempre con lo justo y cuando nadie contaba con ella, ganó la Eurocopa 2004 a Portugal.

En el polo opuesto de Grecia, Colombia se impuso con suficiencia 4-1 a Japón y completó un grupo perfecto: tres victorias, nueve goles a favor y solo dos en contra. El siguiente paso para la selección de José Pékerman será Uruguay. Quizá sin Suárez.

La jornada del miércoles definirá los Grupos E y F. Lionel Messi y Argentina, con el boleto garantizado, se enfrentan a Nigeria con el único objetivo de amarrar la primera plaza. El empate clasificaría a ambas. El otro partido mide a Irán y Bosnia. Mientras tanto, Ecuador deberá vencer a Francia para avanzar a la siguiente ronda si no quiere depender del resultado del Suiza-Honduras.