El récord de James a lo mejor es imbatible en Colombia

Carlos Caballero V.
CARTAGENA DE INDIAS
15 de Julio de 2014 12:02 am
  • James Rodríguez logró un botín de oro histórico para Colombia. // AFP VANDERLEI ALMEIDA

¿Cuánto tiempo tendrá que pasar para que un colombiano quede nuevamente de goleador en un Mundial?. Uno, lleno de optimismo y sentimiento patrio, esperaría que fueran tan solo cuatro años y que en el Mundial de Rusia 2018 sea otro colombiano el que se gane ese Botín de Oro que hoy ostenta orgulloso James Rodríguez, quien tiene, como es apenas lógico, a todo el país embelesado y rendido a sus pies.

Pero la realidad podría ser bien distinta y no por quitarle méritos a los jugadores de Colombia, que mostraron en este Mundial toda su grandeza y dejaron claro que tienen un gran futuro, sino porque no es de todos los días alcanzar el rótulo de goleador en una Copa Mundo, en donde compiten 32 selecciones, compuestas por 23 jugadores ( 736 futbolistas).

Lo de James Rodríguez, goleador del Mundial de Brasil 2014, con seis anotaciones, tiene un valor altamente significativo. El crack, con sus goles, tocó la cima, por eso está de boca en boca, por eso todos los clubes, incluido el poderoso Real Madrid, lo quieren en sus filas.

Para que Colombia regresara a un Mundial tuvieron que pasar 16 años, para que la tricolor llegara a unos cuartos de final pasaron más de 50 años desde que Colombia participó en su primer Mundial, en el de Chile 1962.

Esta conquista, realizada por un colombiano, podría permanecer como récord para Colombia toda una vida. Sí, es posible que así suceda.

Uno como colombiano quiere que se vengan todos los botines de oro para Colombia en los próximos mundiales. Soñamos y hacemos votos para que así sea, pero hay que estar aterrizados, ser realistas, eso no es como “soplar y hacer botella”.

Brasil, cinco veces campeón del mundo, en 20 ediciones ha obtenido solo tres veces el botín de oro (Leonidas Da Silva, Ademir y Ronaldo). Alemania, campeón del mundo en cuatro oportunidades, también suma tres botines de oro (Gerard Müller, Miroslav Klose y Thomas Müller). Y hablar de Brasil y Alemania, los “más más” en la historia del fútbol mundial, son palabras mayores.

Colombia apenas se asoma de manera interesante en los mundiales. Repito: para que otro colombiano iguale el logro histórico de James pueden pasar hasta varias décadas o tal vez, sencillamente, ninguno lo logre. A mí se me antoja, ojalá y me equivoque, que este es un récord que a lo mejor es imbatible en Colombia...