David Ospina, el guardián de Colombia

Carlos Caballero V.
FORTALEZA, BRASIL
2 de Julio de 2014 08:24 pm
  • David Ospina, arquero de Colombia. // AFP

Colombia duerme tranquila porque tiene equipo con qué hacer historia en la Copa Mundo. Todos hablan de James Rodríguez, el héroe y figura de la tricolor y, además, goleador de la cita orbital con cinco anotaciones.

Pero los colombianos no pudieran conciliar el sueño si no tuvieran a David Ospina, precisamente cuñado de James, custodiando el arco de la tricolor.

Ospina, de 25 años, se hizo profesional en 2006. Solo ha recibido dos goles en el Mundial, uno frente a Costa de Marfil y otro ante Japón. Si bien es cierto ha contado con una defensa sólida también se ha visto cómo ha tenido que exigirse en reiteradas ocasiones para ahogar el grito de gol del rival.

Pesa 79 kilogramos y mide 1 metro con 83 centímetros. Se inició en la cantera de Atlético Nacional, en donde debutó en 2005 cuando apenas tenía 17 años. Con los verdes fue figura y de ahí, en poco tiempo, dio el trampolín al fútbol internacional.

El meta antioqueño ha exhibido un inmejorable nivel debajo de los tres palos. Sus reflejos siempre han sido los mejores, sus achiques perfectos y sus salidas a cortar los centros de costado muy precisas.

El arquero del Niza de Francia es prenda de garantía para Colombia y está listo para enfrentarse a Neymar y toda su corte mañana en el estadio de Fortaleza, en compromiso válido por los cuartos de final.

Ospina, pese a su juventud (24 años), ha respondido de muy buena forma a la confianza del técnico José Pékerman, quien si algo ha tenido siempre claro es que este es el portero que necesita la selección.

"Hemos mostrado que estamos para cosas grandes. Cada uno ha mostrado en la Selección que está fuerte individualmente y eso se ha visto en el trabajo colectivo", aseguró

 

David será el guardián de un arco que ahora más que nunca quiere ponerle el cerrojo. Terminar en cero, sin recibir goles, es la meta que se propone.

James se roba toda la atención en Brasil. Sus números y su fútbol así lo respaldan, pero Rodríguez en cierta forma juega más tranquilo y sin estrés porque sabe que en el arco tiene a Ospina, lleno de condiciones y con una ganas inmensas de seguir haciendo historia con Colombia.

Lo que hizo Colombia

Ayer, la Selección Colombia cumplió con su primera jornada en el intenso calor de Fortaleza, con una temperatura que supera los 35 grados centígrados.

La novedad en la recuperación física de los jugadores es como en Barranquilla, el hielo para retomar fuerzas e hidratar al máximo, pensando en un juego de desgaste mañana contra los brasileños. El entrenamiento fue a puerta cerrada en el estadio de Atletismo de la Universidad de Fortaleza.

Colombia ofrecerá la conferencia de prensa oficial hoy a las 5:40 de la tarde con José Pékerman y un jugador aún por confirmar.

En la eliminatoria sudamericana, entre nueve participantes, porque Brasil por ser sede del Mundial no estuvo presente, Colombia apenas recibió 13 goles en 16 partidos.

Ahora se presenta la prueba máxima: maniatar a Brasil y al habilidoso Neymar, autor de cuatro goles en el Mundial.