Colombia, con su equipo renovado para enfrentar a Uruguay

Carlos Caballero V.
RÍO DE JANEIRO, BRASIL
27 de Junio de 2014 12:19 am
  • Colombia entrenó y se declaró lista para el juego de mañana ante Uruguay. // AFP

Colombia entrenó a puerta cerrada en Coitia (Sao Paulo) en la mañana y en la tarde se desplazó a Río de Janeiro, en donde mañana enfrentará a Uruguay, en los octavos de final de la Copa de Mundo de Brasil.

Colombia ofrecerá una rueda de prensa hoy a las 3 de la tarde, hora colombiana, en donde el técnico José Pékerman y otro jugador se referirán a varios temas, entre ellos la sanción del uruguayo Luis Suárez y de lo que piensan del juego ante Uruguay.

Con un plantel renovado y descansado, tras no poner a actuar a la mayoría de los titulares en el triunfo 4-1 ante Japón, Colombia llega a este juego ante Uruguay con las baterías cargadas y mentalizado en que sí puede lograr su paso a los cuartos.

Se cree que Pékerman utilizaría para este juego el mismo once que empleó en el primer y segundo partido ante Grecia y Costa de Marfil, respectivamente.

En caso de que hubiera variantes solo sería en la mitad de la cancha, en donde estaría en duda la presencia de Víctor Ibarbo, quien le daría paso a Jackson Martínez para jugar con dos delanteros.

Si no hay sorpresas, Colombia alinearía con: David Ospina; Camilo Zúñiga, Mario Alberto Yepes, Cristian Zapata, Pablo Armero, Abel Aguilar, Carlos Sánchez, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez; Teófilo Gutiérrez y Jackson Martínez.

El equipo de Pékerman realiza la mejor participación de Colombia en los mundiales, en donde por primera vez se clasifica de primera en su grupo. De vencer a Uruguay, Colombia chocaría en cuartos en Fortaleza al ganador entre Brasil y Chile, que se enfrentan en octavos.

 

De local

En el estadio Maracaná, Colombia juega nuevamente de local no solo por la cantidad de colombianos que se encuentran acompañando a la selección sino porque la mayoría de los brasileros apoyan en esta instancia a los pupilos de José Pékerman.

Nadie gusta de Uruguay en ningún rincón de Brasil. El Maracanazo aún retumba en el corazón de los brasileros, que vieron como los uruguayos vencieron 2-1 a Brasil en la final de la Copa de Mundo de 1950, en donde el amarillo y verde era el anfitrión de este certamen.

Al transitar las calles de Río de Janeiro las muestras de solidaridad con Colombia para este juego resultan evidentes.