Brasil y Argentina, con la misma rivalidad de siempre

Carlos Caballero V.
BELO HORIZONTE, BRASIL
15 de Junio de 2014 05:42 pm
  • Pelé, considerado en mejor futbolista de la historia. // AFP

"Vamos, Colombia", le dicen los brasileros a los colombianos por las calles, centros comerciales o por donde se los encuentren.

La afinidad que tiene el brasilero con el colombiano es alta, pues siempre se les escucha mensajes positivos sobre la selección Colombia y sus jugadores.

Se identifican plenamente con el fútbol de Colombia y la alegría que manifiestan siempre sus aficionados.

Cosa distinta sucede con Argentina, selección a la que literalmente "odian" los brasileros. "Colombianos que ganen pero argentinos que pierdan", dijo un aficionado de Brasil en un centro comercial de Belo Horizonte la noche del sábado un par de horas después de la victoria de Colombia 3-0 ante Grecia.

Y es que históricamente ha sido así. La rivalidad futbolera entre Argentina y Brasil es de siempre, desde los comienzos de este deporte.

Argentina y Brasil rivalizan en todo. Por geografía e historia ambos países son en cierta medida referentes deportivos en el hemisferio sur, y la tónica se da en especial en el balompié.

Cuando chocan Argentina y Brasil en partido oficial o amistoso, el planeta se paraliza y todo gira entorno a este juego. Es así.

La polémica de quién ha sido el mejor jugador del mundo también ha sido causa de grandes discusiones. Los brasileros, con el Rey Pelé, sacan pecho y lo muestran como el mejor de todos los tiempos, mientras que los argentinos, con el gran Maradona, se sienten orgullosos de tener en Diego al más grande de la historia.

Pelé y Maradona, quienes jugaron en épocas diferentes, han sido motivos de polémica y han aumentado la rivalidad entre ambos países.

Este Mundial tiene por un lado al brasilero Neymar y por el otro al argentino Lionel Messi, dos de las más grandes figuras que existen en el fútbol mundial.

Aunque es claro que Messi lo ha ganado todo a nivel de clubes ahora le apuesta con todo a ser la estrella de este mundial. Sabe que para lograrlo su selección debe, como mínimo, llegar a la final.

Neymar, con menos trayecto que Messi, es el máximo ídolo de los brasileros. De él esperan en Brasil que los lleve a la cima y ayuda a ganar la Copa Mundo.