Alemania no quiere resbalar con Ghana en segundo juego

AP
Brasil
20 de Junio de 2014 03:22 pm
  • Mats Hummels // AFP

 Alemania deslumbró en su primer partido al reiterar su hazaña de hace cuatro años y arrancar su participación en la Copa del Mundo con una goleada 4-0. Ahora espera no repetir su segundo partido de Sudáfrica cuando se enfrente el sábado a Ghana.
 
  Los alemanes destrozaron a Australia en el comienzo de su campaña de 2010, pero luego perdieron 1-0 ante Serbia en el siguiente partido. Después de golear 4-0 a Portugal el lunes en Brasil, Alemania se muestra cautelosa para no resbalar en Fortaleza frente a Ghana, el mismo equipo al que venció 1-0 en su tercer partido de Sudáfrica para alcanzar los octavos de final.
 
  "No puedo explicarlo, pero el segundo juego siempre es difícil tras una victoria", señaló el viernes el volante Sami Khedira. "Estaremos totalmente concentrados contra Ghana. Es un equipo africano y son muy atléticos". 
 
 Ghana cayó 2-1 ante Estados Unidos en su primer encuentro y no puede permitirse otra derrota, mientras que Alemania prácticamente se aseguraría un lugar en la segunda ronda con otra victoria.
 
 "Sicológicamente, incluso después del primer partido tenemos que poner mucha atención. Una victoria no es suficiente", advirtió el entrenador alemán Joachim Loew. 
 
 El triunfo ante los portugueses dejó como secuela la lesión de Mats Hummels. El defensa no entrenó el jueves con el equipo, aunque sí estuvo el viernes en el reconocimiento de campo, y su participación se definirá poco antes del partido.
 
 "Espero que pueda jugar, acabamos de comenzar a acostumbrarnos a jugar uno al lado del otro y a tener más confianza", dijo el central alemán Per Mertesacker. "Sería un pequeño interrogante si Mats no puede jugar, pero todos sabemos lo que tenemos que hacer".
 
 La revancha también reúne de nuevo a los hermanos Boateng, Jerome, defensa de Alemania, y Kevin-Prince, delantero de Ghana, que empezó en la banca contra Estados Unidos. Independientemente de si es titular el sábado, los alemanes conocen bien a sus oponentes.
 
 "Ghana es un equipo muy físico, tratan de superarte, quieren brillar", dijo Mertesacker. "Es un equipo peligroso y tendremos que ser muy inteligentes, especialmente en el calor. Vamos a tener que defender muy bien".
 
 Los directivos del equipo africano han desmentido informes sobre una "rebelión" de los jugadores contra el técnico Kwesi Appiah tras la derrota ante Estados Unidos.
 
 La radio ghanesa Joy FM dijo que los jugadores _ en particular Kevin-Prince Boateng, jugador del Schalke alemán_ no estaban contentos con la táctica de Appiah en el primer juego. El veterano Michael Essien, del Milan, también empezó en el banco.
 
 La estación de radio malinterpretó la razón por la que una rueda de prensa en la sede del equipo en Maceio se aplazó el martes, dijo la Federación de Fútbol de Ghana al negar que los jugadores se hubieran rehusado a asistir a la conferencia.
 
 "Queremos decir enfáticamente que el reporte es absolutamente falso y no tiene base en la realidad", aseguró la federación. "No hay ninguna revuelta contra el entrenador de las Estrellas Negras y ningún jugador o jugadores han participado en ningún motín tras la derrota 2-1 ante Estados Unidos".
 
 Essien regresó a los entrenamientos después de sufrir molestias en el pie durante ese partido. El equipo de Ghana dijo que Essien se perdió la práctica del miércoles, pero regresó a la del jueves.
 
 Ghana alcanzó los cuartos de final en el Mundial de Sudáfrica, apenas el tercer equipo de su continente en llegar a esa instancia.
 
 Los equipos africanos están bajo la lupa en la Copa del Mundo después del creciente descontento en Camerún y Nigeria. Los jugadores cameruneses se negaron a abordar un avión con destino a Brasil por lo que consideraban bonificaciones insuficientes y los preparativos de Nigeria también se vieron alterados por asuntos relacionados con los pagos a los jugadores.
 
 Sólo uno de los cinco equipos africanos en el Mundial, Costa de Marfil, ganó en la primera ronda de partidos. Nigeria empató 0-0 con Irán mientras que los encuentros de Camerún, Ghana y Argelia se saldaron con derrotas. Camerún cayó 4-0 ante Croacia en su segunda salida y ya está eliminado, mientras que Costa de Marfil perdió 2-1 con Colombia y definirá su suerte en el tercer partido contra Grecia. 
 
 Alemania probablemente mantendrá la misma formación de su debut sin un verdadero delantero, que funcionó tan bien ante Portugal cuando Thomas Mueller anotó un triplete, con el que encabeza la tabla de cañoneros. 
 
 "Muller es un motivador para sus compañeros", destacó Loew. "Pero también es importante porque siempre está ahí, y siempre listo para anotar".