Entidades en reestructuración no son sujetos pasivos del Impuesto al Patrimonio