Desaceleración del comercio no da tregua