URUGUAY


Relegado a menudo a un segundo plano por Diego Forlán y Luis Suárez en la selección y por Zlatan Ibrahimovic en el París Saint Germain, la Copa América ofrece a Edinson Cavani la oportunidad de asumir el papel protagónico que viene reclamando desde hace tiempo.


Cavani está llamado a ser uno de los grandes referentes del equipo uruguayo ante las ausencias de Forlán, Suárez y de otras figuras que le dieron enormes satisfacciones a los celestes en tiempos recientes y lo sacaron campeón de la última Copa América.

Suárez cumple una suspensión de ocho partidos por morder a un rival durante la Copa Mundial de Brasil el año pasado. Forlán, de 35 años, renunció a la selección y está quemando sus últimos cartuchos en la liga japonesa, y lo mismo hace el otrora capitán Diego Lugano, de 34, quien milita en el fútbol sueco.

Martín Cáceres, figura de la zaga del tetracampeón de la Seria A italiana Juventus, y el volante ofensivo Gastón Ramírez, del Hull City inglés, fueron descartados por lesión.

El recambio generacional que comenzó luego del Mundial de Brasil no abarca al técnico, que sigue siendo Oscar Washington Tabárez, con sus  68 años y quien lleva una década al frente de la selección. Fiel a su estilo sobrio, el "Maestro" da a Argentina y Brasil como favoritos, aunque sin descartar a su equipo.

"En la Copa América de 2011 tampoco éramos favoritos. Tengo todo lo que se dijo, y nadie pronosticó que fuéramos a ser campeones", dijo Tabárez en febrero en una rueda de prensa. "No nos sentimos presionados, y además en el entorno no nos toman muy en cuenta. Nos respetan y lo notamos, pero en ningún momento nos presentan como favoritos porque hayamos ganado la Copa América anterior".

Uruguay, sin embargo, "será un rival difícil" para todos, promete Tabárez.

La ausencia de Suárez deja a Cavani como el eje del ataque, acompañado por delanteros jóvenes sin demasiada trayectoria, a quienes les costará emular las proezas de dupla Suárez-Forlán.

En el resto de las líneas, la columna vertebral del equipo estará formada por jugadores con mucha experiencia internacional que, al igual que Cavani, ya han defendido a Uruguay en los dos últimos mundiales, llegando a las semifinales en el 2010 y a octavos de final en el 2014 tras sobrevivir al Grupo de la Muerte, en el que quedaron en el camino Italia e Inglaterra.

En el arco estará Fernando Muslera, del Galatasaray, de Turquía. En la defensa, el zaguero Diego Godín del Atlético Madrid. En el mediocampo, Tabárez puede contar con la entrega y regularidad del batallador Egidio Arévalo Río, jugador de Tigres, de México.

El entrenador ha tenido dificultades para encontrar el jugador que le dé la cuota de creación en la mitad del campo. En la Copa América seguramente Nicolás Lodeiro (Boca Juniors, Argentina) tendrá otra oportunidad.

Tras el Mundial de Brasil, en el que Uruguay logró pasar su fase con muy festejadas victorias ante Inglaterra e Italia pero luego, ya sin Suárez, cayó en octavos de final contra Colombia, Tabárez inició un proceso de renovación y en los amistosos jugados desde entonces incluyó a varios jóvenes que, de ser confirmados para la Copa América, tendrán su primera competencia de importancia con la selección mayor.

Entre ellos se destacan el volante Giorgian de Arrascaeta (Cruzeiro de Brasil, 20 años) y los delanteros Jonathan Rodríguez (Benfica de Portugal, 21) y Diego Rolán (Girondins de Francia, 22).

De Arrascaeta y Rolan han tenido destacadas actuaciones en la selección Sub20. Rodríguez, en cambio, comenzó a lucirse por sus goles en Peñarol, donde jugaba antes de ser transferido a Benfica, sin haber actuado antes en las selecciones juveniles.

Para el entrenador, además de Argentina y Brasil, favoritos por su poderío histórico, Chile y Colombia también son equipos que llegan con posibilidades ya que "tienen el plus de no sufrir un proceso de renovación tan fuerte" como el que está viviendo Uruguay.

De todos modos, el director técnico ha recordado que Uruguay ocupa el octavo lugar del ranking FIFA y que lleva un largo período entre las diez mejores selecciones del mundo, según ese indicador.

En los últimos partidos amistosos disputados, Uruguay empató 3-3 con Costa Rica (luego perdió por penales), venció 2-1 a Chile y 1-0 a Marruecos.

A pesar de ser el país más pequeño y menos poblado de América del Sur, Uruguay es el que más veces ganó la Copa América. La conquistó en 15 oportunidades, mientras que Argentina tiene 14, Brasil ocho, Paraguay y Perú dos, y Colombia y Bolivia una cada uno.

CON INFORMACIÓN DE AP