¿Son megalómanos los dirigentes locales?

06/09/2017 - 08:14

La aparición de nuevos políticos en un territorio, no significa que la democracia esté funcionando. Ver caras nuevas en los escenarios democráticos, no es sinónimo de cambios generacionales. Nada de eso, la realidad nacional nos muestra que todo obedece a componendas corruptas para hacer creer que hay renovación política, pero siguen en la sombra mandando a sus anchas. Y en estos tiempos de modernidad se hacen acompañar de financistas y surge una relación tóxica.

La ascensión de líderes a los cargos de elección popular lleva buenas intenciones. -Yo creo que no todos van con buenas intenciones- Los hechos demuestran que todos van con malas intenciones. A nivel nacional hay muchos casos para mostrar, y aquí en Cartagena lo vivimos en carne propia con la administración de Manolo y otros pares que le han antecedido.

Muchos han escuchado la expresión, “delirio de grandeza”, bueno es característico de la megalomanía. (https://es.wikipedia.org/wiki/Megaloman%C3%ADa) ¿Qué les pasa a los dirigentes locales? Buscamos respuestas y no acertamos a tal comportamiento. ¿Será que la mayoría, por no decir todos, los políticos locales son megalómanos? El concejal Useche es un ratón de laboratorio que se quemó en el experimento. La codicia del dinero, amasar fortunas, tener los lujos que se le antoje, sacar pecho, abusar de todo lo que se le atraviese no es un conducta social aceptable. Es megalomanía. ( http://www.enbuenasmanos.com/delirio-de-grandeza)

¿Son megalómanos los dirigentes locales? Se ufanan de decir, “yo he ayudado y ayudo a muchas personas y hasta familias enteras”. “Mi vocación es servir”. “Soluciono problemas económicos y sociales todos los días”. ”Tengo a fulanito y a zutanito nombrados ganando dinero”. Todo eso puede ser cierto, pero lo que no dicen es que esas ayudas no son gratis. Lo primero, las ayudas las hacen porque se roban el erario público, es decir los impuestos que pagamos los ciudadanos. Y lo segundo, es una manera de comprar el voto, de comprar la conciencia.

¿Tener miles y miles de millones de pesos en sus cuentas bancarias les da estatus? ¿Tener fincas y apartamentos los hace sentirse ricos? ¿Tener poder político los hace sentirse como un Dios? Que equivocados están todos los que piensan de esa manera. Están es enfermos de muerte. El delirio de grandeza que hoy destellan, en un abrir y cerrar de ojos se les convierte en una pesadilla. Ejemplos hay muchos. La humildad es el remedio, “ayudar sin mirar a quién”, “servir, servir es su obligación”. No olvidar que, cuando los ciudadanos eligen, entregan un poder y unas responsabilidades.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR