Cartagena de indias - Colombia
Sábado 23 Septiembre de 2017

Ediciones anteriores


Iniciar sesión

Inventarios y bitácoras

Diversos temas, y otras veces solo ganas de escribir; un espacio para relatar historias y pensamientos, llevando la poesía como bandera, la vida como el viento y las experiencias como la tierra.

La amarga serendipia del Alcalde

Complicado tejido de poder y sociedad

Todo lo acontecido estos últimos tiempos políticamente en la ciudad de Cartagena, podría tener dos destinos, uno, sería el frasco gordo de la vergüenza, y otro, el mismo balde repetido de la angustiosa historia. Siendo dentro de la adversidad un tanto optimista, se podría valorar un tercer camino, el que se encontraría enterrado en un manojo áspero de filosos alambres y oxidados clavos, el que estaría siendo destripado por los perversos fantasmas detrás del ambicioso poder; ese rumbo, esa dirección, podría ubicarse en el obligatorio progreso de esta metrópolis.

Cartagena se engalana para el Papa Francisco

Colombia: país donde lo extraño es normal y lo raro es común.

Vamos a empezar remando hacia atrás, y espero que por favor, por el amor al Dios que veneras –si tienes uno-, por la gracia y santísima fe que puedas alardear por los inminentes seres supremos que existan en toda la naranja achatada que llaman tierra; por las divinidades griegas del olimpo y por cualquier otra creencia que sostengas, esta vez, de verdad, no vayan a mezclar: Dios, religión, política y razón. Menuda combinación que de por sí resulta ser explosiva, y que varios, prefieren no inmiscuirse en ella.

Moto-taxismo: la rebelión cartagenera

Asunto de finas pinzas

En el año 2006, sin poder recordar exactamente el día, fui abordado por una moto que de forma diplomática me arrebató el celular de media gama que por esas épocas poseía; los miedos por ser atracado eran distintos, está claro, el susto es casi el mismo o quizás peor, es más, ahora ya no existe tal diplomacia con la que fui asaltado 11 años atrás, hoy no dudan en otorgarte un disparo sin por lo menos cruzar una palabra, o cruzarte los órganos sin que te des cuenta; si algo inteligente he hecho en la vida, es no haberme opuesto a tan bajo acto del atraco a mano armada frente a los ojos de mi her

De la prostitución y otros demonios

Lo del turismo sexual en la ciudad no es el misterio apoteósico desde los años 1.600

Seguramente las fuertes oraciones contra la prostitución en la ciudad se harán fervientemente todas las noches en las horas laborales de las protagonistas de los vestiditos cortos, seguramente, por allá por el mes de Diciembre, en plena época turística, podremos observar un círculo angelical de fieles oradores por la vida y obra de estas niñas descarriadas que se consiguen el pan y la cerveza con la entrepierna y otros sectores del cuerpo; el caso de que hayan llegado a la prostitución, una de las profesiones más viejas del mundo, es un escenario, contexto y discurso totalmente diferente al qu

Rueda de prensa: Londoño Zurek

Encargo por 90 días

Desde la desgracia en el barrio Blas de Lezo, acto que ha roto la historia y la ciudad en muchas partes, acto que bajo las investigaciones pertinentes ha sido calificado como catástrofe por pura negligencia, y en otras versiones, solo por la voluntad de Dios; aunque no sé qué tanta voluntad ha podido tener él, cuando cada vez más se demuestra que ha sido culpa de un ramillete de errores humanos, y de toda la mafia que carcome a la humanidad alimentada por la deslealtad, avaricia y poder.

Le faltó un poco más de café al tambor

...Sin embargo, sabe y sigue sonando bien.

En el recorrido extenso de lo audiovisual, podemos de alguna forma determinar cuál puede ser el éxito o fracaso de un vídeo musical, ámbito en el que siempre han existido las escamas de la mala crítica, frente al cincel de la crítica acertada, ya que todavía cuesta el poder aportar, resultando mucho más fácil destruir.

Algunos taxistas, el caballo de Troya que beneficia a Uber

Una pelea de valores.

Empecemos con dos palabras: algunos taxistas; considero que es la forma más respetuosa de comenzar, es evidente que no todos los que usan los taxis como medio de trabajo, son lo que todos dicen que son –que no son tres cosas buenas, claro está-, o son, lo que algunas veces por su mala reputación –de algunos taxistas- nos imaginamos.

Cartagena es una ciudad de eventos... lo dijo Manolo, no yo

"Ni lavan ni prestan la batea"

Manolo dijo: "Cartagena es una ciudad de eventos", por ende -y, lo que creo más lógico- es que este corralito la bote con dichos eventos, no con el festival del frito -el cual me encanta- tampoco con el metro concierto que ya me tiene jorro Carlos Vives todos los años -no tengo nada contra Charlie, de hecho hasta me cae bien- tampoco disfrutar de forma enferma del reinado nacional -jajaja-, tampoco los otros eventos de alta alcurnia y exagerada cultura como el Hay Festival, Festival de Cine o el Cartagena Festival Internacional de Música o...

El Génesis de nuestros días

Colombia: un país donde lo extraño es normal y lo raro es común.

Si a mí me hubiesen dado la oportunidad de escoger el país donde nacer, no dudaría en volver a escoger a Colombia, así tenga que aguantar otra vez su indiferencia, mala fama y su particular convivencia, la escogería sin dudarlo, fuera orgulloso a que me parieran otra vez allá. Por eso no puedo gritar “país de mierda” como muchos lo han hecho movidos hasta la médula por la rabia y decepción, motivados por la impotencia y el desespero, iguales sentimientos que yo en estos momentos padezco, la misma conmoción que a más de uno ha sorprendido.

Calentura a la cartagenera

...Y no es precisamente por el calor, también hay atracos, fleteos, muertes.

Esta ola de calor que evidentemente no es por las minifalditas de las muchachas que caminan deliciosamente por la torre del reloj y sus alrededores, o por los bikinis que uno ve en Cholón, curvas doradas en las playas, rostros inmaculados que uno presencia en la ciudad vieja, y así cualquier cantidad de manifestaciones que le hace entrar a uno como un fogonazo por el pecho… pues no, ésa no es la ola de calor a la que me refiero, tampoco a los treinta y pico de grados a los que estamos suavemente acostumbrados a la fuerza.

Pura belleza Transcaribeña, El llamado (I)

No lo voy a hacer cambiar su opinión sobre Transcaribe –si la cae mal, pues léalo, si le cae bien, pues también, si no lo usa, lo invito a que lo lea, si no le sirve, no lo coja, si le sirve, siga usándolo, si algunas veces le sirve y otras no, entonces decídase-.

Pura belleza Transcaribeña, El llamado (I)

Voy a dejar seis cosas muy claras antes de empezar esta serie de escritos, la primera: esto no es ni será el manual del buen comportamiento del transporte esperado por más de diez años llamado Transcaribe –aplausos-, la segunda: no lo voy a hacer cambiar su opinión sobre Transcaribe –si la cae mal, pues léalo, si le cae bien, pues también, si no lo usa, lo invito a que lo lea, si no le sirve, no lo coja, si le sirve, siga usándolo, si algunas veces le sirve y otras no, entonces decídase-.

Ya la culpa no es de la vaca, ahora es de Stefan Medina

El fútbol -y su gente- Vs Stefan Medina

Empecemos por lo normal y lo que yo llamo: el principio. Es cierto, Stefan Medina no ha tenido una actuación desde que llegó a la selección tan apoteósica y brillante como los ciegos enfermos y fanáticos futboleros colombianos le exigen –léase bien, le exigen-.

El saludo

El mundo es tan pequeño, que no sabes a quién le puedes dar la mano.

Por los años 2009 todavía estudiaba, me repartía el tiempo entre dos carreras, empecé estudiando Producción de Radio y TV y posteriormente, después de una conversación muy seria con mi futuro, logré terminar la Comunicación Social-Periodismo, bueno, así dice el diploma. Un año atrás, después de tener fastidiados a los encargados del estudio de radio de la universidad, me dejaron ser monitor del mismo, digamos que me vieron las ganas de aprender –o tal vez se rindieron a mi intensidad-, y con algo de perseverancia logré hacerme un puesto en tan aclamado lugar.

Citadino de alma montuna

Exponerse un poco ante todos en el primer post, más que un brinco de fe, es disfrutar del salto.

Si alguna vez a las leyes del destino se les da por quebrar su minuciosa y celosa operación, y confabulan para que usted lector, no lea estas letras sino que me llegue a conocer por alguna otra extraña razón, se dará cuenta que mi apariencia es quizás algo distinta al vacilante imaginario colectivo que me atropella, o de pronto sea la razón viviente del gran refrán: “las apariencias engañan”.

Blogger

Imagen de alexanderurzola

Nacido en Cartagena de Indias con ancestros pueblerinos, Comunicador Social Periodista y Productor de Radio y TV de profesión, ejerce la fotografía Documental y la escritura por vocación y verdadera pasión; amante del viaje, la lectura, la poesía, la buena música y cualquier otra actividad que le aporte a la tranquilidad.