La hora es ahora o nunca.

02/09/2017 - 18:04

La Historia de Cartagena es como un deja vu. Todo lo que aquí sucede siempre tiene un referente en el pasado y ciclicamente se repiten hechos en diferentes tiempos, otros actores, contexto pero en el trasfondo es lo mismo siempre: No hemos dado un salto cualitativo y de facto para soltar las cadenas mentales que nos atan al colonialismo.

Hoy cuando ya el actual burgomaestre tiene medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, nos debemos preguntar: Que es a lo que en verdad queremos apostarle como proyecto de ciudad ?

Queremos una ciudad viviendo de los rancios abolengos y desde alli retomamos esos tiempos en que solo ciertas familias o casas políticas podían acceder al Palacio de la Aduana porque sentimos y creemos que con ellos nos iría mejor ya que no tenemos memoria de lo mal que estaban las cosas, y como en las mejores familias, la ropa sucia se lava en casa ademas la basura se esconde debajo de la alfombra.
Queremos una ciudad bajo la égida de las mafias políticas que con falsa benevolencia le dan a todos de comer un pedacito del pastel, pero se cobra cualquier desliz o rebeldía hasta con la vida y de paso se enriquecen a manos llenas de manera inmisericorde?

Queremos una ciudad timoneada por quien se parece al común pero que de administración publica conoce tanto como de física cuántica? alguien que con bacaneria social y palmaditas se rodee de buena gente pero sin uñas para defender lo publico,por tanto son presa fácil de las artimañas de la maquinaria aceitada que si sabe como permear a quien cuando ve el crisol cree que es oro? La historia reciente dice que por ahí no es la cosa.

En Ultimas será que si le damos la oportunidad a un pastor del cristianismo extremo que prometa fuego eterno y expulsión de demonios a quienes no vivan o actúen tal como ellos interpretan la Santa Biblia,a lo mejor depuramos a esta ciudad y la dejamos limpia de toda mancha y de paso con las arcas llenas con los diezmos obligatorios so pena de un infierno de penurias?.

Si no es con algún personaje que se parezca a lo anteriormente esbozado.Entonces con quien o quienes? Que hacer para que La Fantástica haga honor a su nombre y se desprenda de ese lastre histórico que da cuenta de sometimiento, pillaje, saqueos,exclusión y cultura de la trampa para gobernar?

La respuesta la tenemos cada uno de nosotros los mayores con tres dedos de frente. No la tenemos que ir a buscar en ningún lado. Nadie debe venir a decirnos que hacer con nuestra ciudad.Revisemos con calma esos perfiles de lideres bien estructurados que con independencia y amor sincero han trabajado por la ciudad sin deberle nada a nadie. No es asunto de Partidos o Padrinos- Madrinas. Es asunto de pensar y decidir sobre lo que queremos superar y nunca mas repetir.
Es hora de la sensatez y no del apasionamiento. Nos corresponde el deber histórico de mirar con lupa el escenario político hacia las próximas elecciones porque mientras acá elucubramos e ideologizamos todo...en un apartamento, finca , club de golf o cualquier otro escenario imaginable ya colocaron las piezas del ajedrez y se mueven estrategicamente para quedarse con el botín mas deseado o lo que queda del mismo: Cartagena, Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad. Ese no es cualquier botín, así como cuando los piratas llegaron por lo suyo en los tiempos de la Colonia.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR